En residencias de adultos mayores de toda la provincia se dispuso la aplicación de la vacuna antigripal

Compartir

Teniendo en cuenta que son personas vulnerables, viven en el mismo lugar y, si uno de ellos contrae el virus de la gripe, muy fácilmente puede propagarse a los demás, que también son de riesgo, incluyendo al personal de salud y cuidadores que están a cargo.

El Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, puso en marcha un extenso operativo de vacunación antigripal, que tuvo lugar por cuatro días consecutivos, en residencias y geriátricos, públicos y privados, de toda la provincia, donde viven adultos mayores.

Las jornadas fueron concretadas en la capital provincial y en distintas localidades del interior, donde se ubican dichos centros para adultos. Estuvo a cargo de un equipo de inmunización, conformado por el nivel central de la cartera sanitaria y las dosis fueron también aplicadas al personal que se encuentra al cuidado de los abuelos.

Responsables del operativo informaron que, en la oportunidad, en la capital, visitaron los centros: Evita, Eva Perón, Regina, Edmifor.

En tanto que, en el interior, fueron recorridas las residencias que se encuentran en: El Espinillo, Pozo del Tigre, Estanislao del Campo, Ibarreta, Fontana, Palo Santo y Pirané, llegando a un total de 232 dosis de antigripal aplicadas.

Asimismo, comunicaron que al mismo tiempo, fueron suministradas 184 dosis de vacuna antineumocóccia, que debe aplicarse a los adultos mayores desde los 65 años en adelante.

En relación a la dosis antigripal, recordaron que está destinada a diferentes grupos de riesgo, según lo indica el Calendario de Vacunación vigente, entre los cuales se encuentran los adultos mayores de 65 años, a fin de disminuir el impacto de la gripe causada por el virus influenza.

Al respecto, mencionaron que en la provincia, las dosis que llegaron hasta el momento, se están aplicando a 4 grupos: embarazadas -en cualquier mes de gestación-, puérperas –hasta 10 días después del parto- que no hayan recibido la dosis durante el embarazo, personal de salud y niños de entre seis meses y tres años.

Aclararon, sin embargo, que “gracias a otra acertada decisión del Gobierno formoseño”, una parte de las dosis que ya arribaron a la provincia, fueron destinadas a los centros de adultos mayores, donde viven personas muy vulnerables al virus; por lo que es imprescindible proteger su salud y la de quienes los cuidan”.