Compartir

Néstor Paz, delegado zonal de la comunidad de Rio Muerto, en el noroeste del territorio, reconoce que en esa comunidad distante  500  kilómetros de esta capital ya disfrutan de los beneficios de la energía eléctrica durante las 24 horas del día con lo que implica ello para el mejoramiento de la calidad de vida familiar y para el impulso de las actividades productivas.

Según lo refiriese el director de Infraestructura Eléctrica, ingeniero Rubén Darío Aranda, con anterioridad allí se prestaba el servicio durante cuatro horas por jornada con la utilización de un grupo electrógeno de propiedad de la provincia que se encargaba de su funcionamiento, así como del aporte del combustible del mencionado equipo.

Aranda estuvo presente en el momento en que se completaron los trabajos del sistema lugareño con la ejecución de casi 50 kilómetros de líneas de 13,2 kilovoltios  desde Guadalcazar hasta El Solitario comunidad esta que junto a Río Muerto y La Esperanza hicieron pública su gratitud al gobernador Gildo Insfrán quien les había prometido durante un operativo Por nuestra gente todo que tendrían luz continua antes de fin de año

Además de la línea en 13,2 KV se realizó un tendido de aproximadamente 6000 metros de líneas de baja tensión  en esas  tres comunidades que a partir de ahora ya  forman parte del Sistema Interconectado Provincial y por consiguiente del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

El delegado zonal 

El delegado zonal Paz fue categórico al calificar el hecho: “Andamos con la sonrisa a flor de piel porque  tenemos luz las 24 horas y debo reconocer que  es enorme el cambio”.

Comenta que hace  26 años que está radicado allí junto con su esposa  con quien coinciden en resaltar la importancia del cambio registrado en Río Muerto y sus alrededores algo que atribuye a las políticas de organización y planificación del mandatario formoseño sintetizadas en el Modelo Formoseño.

“Nos sentimos integrados, que estamos cada vez más cerca del resto de nuestros comprovincianos”, recalca Paz  quien también pone en relieve lo que significa contar con conectividad digital en esas regiones durante toda la jornada.

En términos comparativos, dijo que antes era difícil vivir aunque trata de hablar del presente porque “aquello ya pasó y ahora tenemos nuevos desafíos”.