Compartir

El ministerio de Desarrollo Humano está llevando adelante una serie de charlas destinadas a escolares del segundo ciclo del nivel primario, en quienes promueven hábitos saludables generales, haciendo hincapié en la higiene y la ergonomía postural, entre otros tantos puntos.

Los talleres formativos se encuentran a cargo de equipos multidisciplinarios de salud que apuntan a difundir en los niños de 4to, 5to y 6to grado, conductas sanas que fomenten una vida más saludable y se realizan los miércoles de cada semana en escuelas primarias que se recorren de manera planificada.

De este modo, un equipo de kinesiología recorrió las escuelas primarias 240 y 496

para concientizar a los pequeños escolares sobre la importancia poner en práctica múltiples hábitos saludables como por ejemplo las posturas correctas al sentarse o la pararse, para un crecimiento saludable.

Desde las charlas, los profesionales aconsejaron a los niños a desarrollar un ejercicio físico diario “que sea moderado pero constante y que tenga continuidad”. Así mismo recomendaron una serie de pautas para “corregir posturas viciosas” que pueden ser muy perjudiciales para el sistema musco-esquelético”, incentivándolos a “posturas correctas que favorezcan un crecimiento saludable”.

En el transcurso de estos encuentros, los especialistas refirieron que “la mala postura puede convertirse fácilmente en un mal hábito y causar dolores de espalda y de cuello. “Sin embargo”, -aseguraron- que “es algo que se puede corregir si adoptamos posturas correctas frente a algunas situaciones cotidianas que se nos hacen costumbre y las pasamos desapercibidas”.

Explicaron al mismo tiempo que prácticas como  la mala manera de sentarnos durante mucho tiempo, estar frente a la computadora varias horas, llevar la mochila de forma incorrecta, cargar otros objetos pesados y dormir también de en una postura incorrecta, son factores que originan malas posturas que se hacen hábitos y que dañan la salud.

Algunas de las recomendaciones brindadas para modificar esas malos hábitos fueron: mantener el cuerpo alineado mientras se está sentado y de pie, levantarse  y moverse a menudo “es decir no permanecer ni sentado, ni parado durante varias horas de corrido); mantener una rutina de ejercicios físicos periódicos y sostenidos en el tiempo; evitar la carga de objetos con mucho peso, por ejemplo la mochila “o cargarla distribuyendo el peso proporcionalmente”; usar calzados cómodos y  acudir a la consulta médica si “tenemos  dolor musculares o articulares persistentes”.

“Afortunadamente, podemos controlar los principales factores que afectan la postura y la ergonomía, concientizándonos sobre la incidencia que tiene en nuestro cuerpo la mala postura y las afecciones que puede ocasionar. La solución no es tan difícil como a veces creemos, es cuestión de corregirlo de a poco y progresivamente”, afirmaron sobre el final de la jornada.