Compartir

En el marco de las actividades programadas para el desarrollo del operativo de seguridad vial de este verano, el cual ha sido diseñado en el seno del ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, se hizo entrega al Jefe de la Unidad Regional Dos, con asiento en la Ciudad de Pirané, de equipos de control de alcoholemia con insumos suficientes para la realización de los respectivos controles en el área de influencia jurisdiccional.

El aporte fue recepcionado por el comisario mayor Marcos Amarilla, titular de la UR-2, marco en el cual se ratifico la decisión política delo gobierno en cuanto a la seguridad vial que “se la aborda integralmente desde las distintas aristas en el marco de la coordinación del Consejo Provincial de Seguridad Vial”.

“El trabajo de control y fiscalización que la Policía de Formosa realiza en cada municipio es posible porque entre las primeras directivas que se imparten desde el PEP en la temática, se han firmado con los jefes comunales convenios de colaboración que permiten a los funcionarios policiales colaborar con cada comuna en materia de tránsito según las problemáticas propias de las ciudades”, fue clarificado.

Explicaron además que “éste abordaje interinstitucional, de singular trascendencia, hoy permite realizar trabajos de control policial efectivos en pueblos y ciudades que en los últimos tiempos de su historia, como resultado de la puesta en marcha de un proyecto político de desarrollo con inclusión y justicia social se han transformado positivamente, contando hoy con vías de infraestructura pavimentadas, y con un parque automotor y ciclomotor en constante crecimiento”.

Señalaron también que “la educación y sensibilización impartida en las escuelas y en campañas, el poder coercitivo de las fuerzas policiales, el desarrollo de infraestructura acorde y más segura, entre otros, son aspectos primarios del nivel preventivo”.

Control, fiscalización y sanción, forma parte del trabajo dedicado y coordinado entre policías municipales, Policía Provincial y Gendarmería Nacional, conformando un segundo nivel de abordaje. A su vez, e interpretando que el valor central de las acciones de Gobierno en materia de Seguridad Vial es La Vida, el Estado también atiende las demandas derivadas de los siniestros viales con un sistema emergentológico en el que el SIPEC y Bomberos Voluntarios son los exponentes en el nivel de contingencia.

Por último se exhorto que “es indispensable el involucramiento efectivo de la comunidad en todos los trabajos que desarrollan de manera constante y permanente el conjunto de las instituciones del Estado Provincial solidariamente con los municipios”.

En éstos tiempos en donde las actividades recreativas y de esparcimiento se incrementan, es fundamental que los usuarios de la vía pública hagan un uso responsable de la misma, recomendándose que si van a conducir no se ingiera alcohol, que no se excedan las velocidades máximas permitidas, que los motociclistas utilicen el casco abrochado, y los usuarios de vehículos el cinturón de seguridad, y que mientras se maneja no se use telefonía celular.