Entregaron pollitos a familias capitalinas con el fin de garantizar la seguridad alimentaria

Compartir

Además, se distribuyeron semillas de estación para huertas individuales y comunitarias.

En el marco de un proyecto ejecutado por el INTA, el Ministerio de la Comunidad y el Servicio Penitenciario Federal, este miércoles fueron distribuidos 250 pollitos entre 25 familias formoseñas que residen en el barrio San Antonio de la ciudad capital.

En ese marco, AGENFOR tomó contacto con Federico Miranda, jefe de agencia del INTA, quien indicó que el objetivo de este trabajo conjunto es garantizar la seguridad alimentaria de las familias que habitan la provincia de Formosa.

“Para nosotros es un ejemplo de que no hay una institución que puede abordar todos los problemas que tiene la sociedad, pero cuando entre muchas dialogamos y podemos combinar nuestras capacidades tanto en recursos humanos como físicos, podemos lograr cosas muy importantes”, aseguró.

Por su parte, Jorge Espósito, integrante del Programa de Agricultura Urbana del Ministerio de la Comunidad, manifestó que los pollos son entregados a familias que tienen la posibilidad de criarlos, ya que dichos animales tienen la virtud de poner tres huevos cada dos días.

“Desde el programa también gracias a los servicios del programa ProHuerta es que recibimos semillas para las familias que tengan huertas domiciliarias o comunitarias, les asesoramos y distribuimos”, señaló.

Dicho asesoramiento consiste en capacitar en la preparación de una huerta, combatir las plagas, la selección de semillas de temporada, entre otras cuestiones básicas para esta labor.

Por último, Víctor Hugo Benítez, responsable del departamento Formosa-Laishí del programa ProHuerta del INTA, dijo que su tarea consiste en asistir a la gente con capacitaciones e insumos críticos “muy importante para ellos”.

“Porque el programa es de seguridad alimentaria, lo que busca es que la gente a partir de su trabajo y entrega de insumos, puedan asegurar la alimentación diaria”, resaltó; y agregó: “Cada vez que escasea la alimentación le presta mucha atención a este tipo de actividades que le permite con dignidad producir su propio alimento, sano, sin plaguicidas sin fertilizantes químicos y tener una comida sana diaria”.