Compartir

El Instituto Paippa formalizó la entrega de reproductores  ovinos y caprinos a un grupo familiar de cinco pequeños productores paipperos de Casco Cué, ubicada Pirane.El fin de esta entrega es el mejoramiento en la raza como así también la producción de leche. 
Participaron de la entrega el Coordinador Ejecutivo del Instituto Paippa, Carlos Sotelo, el intendente electo de Pirane Mario Diakovsky, el dr. Julio Valtier responsable del programa de módulos de producción de genética, además de las familias de productores.

Se trata de un torito de dos años, raza Jersey para tambo y un reproductor ovino en recría, para el rodeo de los vecinos. “Buscamos apuntalar la producción de alimentos y ahora con más razón con la delicada situación económica que vive nuestro país” explicóSotelo.

Agregó que la entrega es “un comodato que se hace con el grupo de productores de forma gratuita, se le da en uso estos dos reproductores de alta calidad.Seguramente tendrán un resultado muy importante tanto en la producción como en la comercialización de los mismos”.

“Este es un nuevo apoyo del gobierno provincial a los pequeños productores, demostrando que en el modelo formoseño el eje principal es el hombre, el formoseño y su familia” agregó Sotelo.

Valtier

Por su parte, el veterinario Julio Valtier responsable del programa de módulos de producción de genética que se desarrolla en conjunto entre el Instituto PAIPPA y el INTA: “Estas dos razas vienen a resolver problemas y mejorar la situaciones productivas de nuestros pequeños productores, asi están pensadas, por eso la decisión de traerlas y reproducirlas en la provincia, por eso  existen dos módulos de reproducción en el ISPAF Nea”.

“En el caso de la raza Santa Inés, es una raza ovina de origen brasilera, es una raza deslanada es decir  que no produce lana, de aptitud carnicera y se desempeña muy bien en las regiones subtropicales como la nuestra, con temperaturas altas” explicó el veterinario.

Señaló que ya fueron entregados 50 carneros en la provincia, que “están trabajando en majadas de ovejas lanadas, con la finalidad de reducir el porcentaje de lana de esos cruzamientos y después el aporte de la aptitud carnicera para mejorar el cordero, que en el caso de los pequeños productores es para auto-consumo y comercialización”.

En cuanto al reproductor vacuno, de raza Jersey, aclaró que son “puros” y de aptitud lechera porque está comprobada su rusticidad.  “Estos animales tienen origen en Misiones, tienen una ascendencia de animales nacidos y criados en el subtrópico. Se adapta perfectamente, tiene buena rusticidad y el tamaño reducido es fundamental ya que esto hace que sus requerimientos nutricionales sean escasos, y facilita la producción y el mantenimiento del animal”.    

Señaló que “tiene una leche con un alto contenido de sólido, tanto en tenor graso como en proteínas. El pequeño productor la mayor cantidad de leche que ordeña la destina al queso criollo, este reproductor es ideal para eso”.

Productor

Baldomero Farías es el productor que recibió los reproductores, tras formalizar un pedido al Instituto Paippa, con la intención de mejorar el emprendimiento familiar del que participan sus hermanos y sobrinos.

La familia cuenta con una propiedad, donde comenzaron con una huerta, crían conejos primero para el consumo propio y ahora para la venta y ovejas.

“Este aporte que nos hace el gobierno es muy bueno, nos ayuda a continuar creciendo, porque si bien lo nuestro es para el auto-consumo ahora también podemos pensar en ampliar la manada y vender. Ya vendemos los conejos y nos va muy bien, también la leche” destacó Farías.