Compartir

Respecto a un posible escenario de pico máximo de contagios, el director del Hospital Central, Mario Romero Bruno, adelantó que se están abasteciendo con camas y su respectivo equipamiento en más de 17 lugares de la provincia, entre capital, e interior.

“Se seguirá evaluando la evolución de la situación y está prevista la incorporación de más camas y equipamiento”, confirmó.

En ese contexto, el ministro de Gobierno, Jorge González, remarcó: “El gobernador Gildo Insfrán está trabajando incesantemente para tener los recursos necesarios para que nuestro sistema de salud se encuentre fortalecido ante cualquier situación, y no lo estamos haciendo ahora por esta emergencia, sino que lo venimos realizando al construir juntos los formoseños un sistema de salud de complejidad creciente, que es integral e integrado”.

Y siguió: “La visión que tuvo el Gobernador como modelo político y la decisión política diaria que toma en esta situación nos permite tener la tranquilidad de que vamos a brindar las respuestas que sean necesarias para atender cualquier situación que se produzca en nuestra provincia”.

En lo que refiere a la descentralización de pruebas para detectar el COVID-19 en la provincia, Romero Bruno anticipó que ya se realizó la capacitación correspondiente al personal en el HAC y aguardan que Nación envíe los reactivos en el transcurso de los próximos días.

Dengue

El médico Romero Bruno hizo referencia a la cantidad de casos confirmados de dengue en la provincia: 1092 hasta el momento.

“Pensemos que pueden y existen más porque hay muchas personas que se quedan en la casa.  Que la persona que tiene síntomas no se automedique, vaya a la consulta del profesional, no solo para su tratamiento y control sino porque hace a la notificación para que se hagan las acciones de bloqueo y se disminuyan los casos”, formuló.

Y aclaró: “Es importante volver a insistir que el profesional que atienda, haga la correspondiente ficha y envíe por Whatsapp a la Dirección de Epidemiología y en menos de doce horas la brigada sanitaria actúe”.

González aportó que “debemos permitir el ingreso para que fumiguen las casas” y que “aquel que se resista o no tenga habitantes en la casa, haremos la solicitud de allanamiento para hacer el trabajo que corresponda” porque los reservorios “están en nuestros patios, nuestras casas, si cuidamos esos aspectos va a ser importante el control del vector”.

Por último, recordaron el uso de repelente cada tres o cuatro horas para mantenerse protegidos.