Equipos sanitarios trabajan día a día para cuidar la salud de las familias originarias

Compartir

Con atenciones multidisciplinarias, entrega de medicamentos y otras prestaciones

Vecinos de El Aibal Silencio, comunidad originaria, ubicada a pocos kilómetros de la localidad de Los Chirigüanos, en el oeste de la provincia, fueron beneficiados, una vez más, mediante un amplio operativo de atenciones integrales que tuvo por objetivo reforzar la vigilancia de salud de niños y adultos.

Las tareas sanitarias fueron llevadas a cabo por un equipo integrado por médicos, enfermeros, vacunadores, agentes sanitarios y otros profesionales que forman parte del hospital de Los Chirigüanos.

Asimismo, se dieron consejos para fomentar en la comunidad hábitos saludables que contribuyen a un mejor sostenimiento de la buena salud y de la calidad de vida en general.

En este marco, de acuerdo con los protocolos dispuestos para la prevención del COVID – 19, las familias recibieron numerosos controles, tanto médicos, como de enfermería. 

Medición de peso, tensión arterial y glucemia, más una completa revisión del estado nutricional, fueron algunas de las evaluaciones ofrecidas para todas las edades. Las mismas fueron acentuadas en los niños pequeños, adultos mayores, pacientes crónicos y embarazadas, como parte del seguimiento planificado para estos pacientes.

Asimismo, fueron aplicadas las vacunas gratuitas del calendario, haciendo hincapié en las que deben suministrarse a los grupos de riesgo, de acuerdo a las edades y condiciones de salud, indicadas con el objetivo de disminuir el impacto de muchas enfermedades, desde leves hasta muy graves, en las personas  más vulnerables.

Al concluir las atenciones, fueron entregados medicamentos para que los pacientes cumplan los tratamientos dados, tanto para enfermedades crónicas, como para patologías estacionales agudas. En tanto, fueron entregadas cajas de leche para niños y embarazadas, más suplementos vitamínicos y nutricionales.

Por otra parte, el equipo de salud insistió a los pacientes en las medidas que deben cumplimentarse para evitar la circulación, transmisión y contagio del coronavirus, recordando que “cuidándonos cada uno, es la mejor manera que tenemos de cuidarnos entre todos”, y que la prevención “es una responsabilidad que tenemos con nosotros mismos y a la vez con los demás”.

“Guardar en todo momento el distanciamiento social, es decir la distancia física entre personas, sobre todo en la vía pública y lugares fuera de la casa; usar siempre barbijo al salir del domicilio; lavarse continuamente las manos con agua y jabón, más que nada al ingresar al hogar; no tocarse la cara (ojos, nariz y boca) sin antes haberse lavado las manos; y estornudar siempre cubriéndose la cara con el lado interno del codo”, fueron las principales recomendaciones.