Compartir

El profesor Hugo Roldán, uno de los apoderados de la Agrupación Somos Humanidades UNaF, repudió el violento ataque que perpetraron los integrantes de la agrupación universitaria Línea Azul liderados por el exsecretario de Extensión Rafael Olmedo.

En declaraciones a AGENFOR, condenó: “Lo que sucedió es un acto vandálico antidemocrático por parte de una agrupación, Línea Azul, teniendo en cuenta que la nueva Junta Electoral está llevando adelante una tarea minuciosa, exhaustiva, de control absoluto para evitar el fraude”.  

En ese sentido, aseveró que en el marco del proceso electoral de la Universidad, “la Junta Electoral de la UNaF está haciendo una gran tarea”.

Inclusive, “a veces tiene que prorrogar las fechas ya establecidas porque es tanta la demanda de docentes que nunca han votado o de graduados que jamás tuvieron la oportunidad de ejercer su derecho de sufragar en su Facultad porque eran considerados ‘contras’ por este grupo de personas”.

Indicó que “la agrupación Somos Humanidades UNaF tiene como bandera principal el pluralismo de ideas, la vida democrática como estandarte fundamental y sobre todo la calidad académica”, cuestiones con las que “este grupo de personas no coincide”.

“Lo que sucedió este lunes realmente indignó a toda la comunidad universitaria, no sólo a los afectados en primera persona, sino a todos: los estudiantes, los no docentes, los docentes, los graduados, los padres que mandan a sus hijos a la UNaF y a la sociedad de Formosa”, subrayó.

En esa línea, denunció que “fue un ataque vandálico al Vicerrectorado, fueron a buscarlo al vicerrector Vicente Sánchez y al personal de la Junta Electoral que integran la misma de manera voluntaria porque son miembros de la casa de altos estudios, ya que de acuerdo a la conducta académica de cada uno los designa el Consejo Superior, no es capricho de nadie”.

Y agregó: “No sólo no les bastó con romper la puerta, el vidrio, la cámara de seguridad e insultar, sino que también fueron a cortar el tránsito en la Avenidas Gutnisky y Pantaleón Gómez a destrozar un domicilio”.

Sin escrúpulos

“Lo que más nos impactó fue ver hasta dónde llegan estas personas que evidentemente no tienen escrúpulos ni ética y mucho menos moral, teniendo en cuenta que en ese domicilio viven los padres del señor Miguel Ferreyra, quien es el presidente de la Junta Electoral”, fustigó Roldán.

Dijo que “se trata de dos personas ya de la tercera edad. Imagínense que de repente a una señora de edad reciba cascotazos, huevos, cohetes tres por tres, apuntándoles a la casa, encima con las pintadas en todas las paredes”.

“Por eso rechazamos enérgicamente y también condenamos toda actitud de violencia de género como también se encargaron de hacer contra profesoras de la institución”, reprobó, condenando además que el Área de Género de la UNaF, a cargo de Griselda Correa, “no haya hecho ningún tipo de comunicado, solidarizándose y repudiando la violencia”.  

“Los que conocemos a los integrantes de Línea Azul no nos extrañan estas actitudes violentas, sabemos de lo que son capaces, pero no pensamos que iban a caer tan bajo y atacar a dos personas ancianas”, añadió.

Unión

No obstante, evidenció que “esto pasa porque la comunidad universitaria de la UNaF, después de tantos años, ha abierto los ojos y hoy dice basta”.

“Los números no les están cerrando de cara a las elecciones, entonces buscan pretextos como para seguir apretando a la Junta Electoral, que se encargó de hacer tal esclarecimiento en el proceso electoral que unifica dentro de los destinatarios de los correos electrónicos que a todos nos llegan los mensajes con las resoluciones que expide la misma. No hay nada que ocultar”, elucidó.

Para finalizar, manifestó a esta Agencia: “Donde tenemos que medir fuerzas es en las urnas, no afuera tirando piedras y huevos o pintando una casa particular. Pero no nos extraña porque la violencia siempre fue uno de los mecanismos de intimidación y represión que ellos tuvieron, de esa manera llegaron a ser Gobierno en la Universidad, pero es la última vez”.

“Es histórico lo que estamos viviendo en la UNaF, no solamente por el vaciamiento de las arcas y la crisis académica, sino porque hay una unión interclaustros: hoy nos unimos todos y todas con el único objetivo de sacar adelante a nuestra Universidad”, cerró.