“Es muy grave la crisis institucional que atraviesa la UNaF”

Compartir

El actual vicerrector de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), el ingeniero Vicente Sánchez, lamentó el contexto de irregularidades y hechos violentos que se vive actualmente en la institución superior.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, recalcó: “Queremos que no sólo la comunidad educativa sepa lo que está sucediendo en la UNaF, sino toda la sociedad, porque la Universidad es de los formoseños”.

“El conocimiento juega un rol muy importante en el desarrollo y por ello debemos vincularnos y trabajar mancomunadamente con el Gobierno de la provincia. El gobernador Gildo Insfrán nos ha instalado unos modernos laboratorios, que era uno de los déficits que teníamos, los hemos equipado e inclusive se creó la Estación de Piscicultura, de la que ellos hoy se jactan”, manifestó al hacer referencia a la gestión del rector Augusto César Parmetler.

Denunció que “la UNaF se encuentra atravesando una crisis institucional muy grave. No creo que hayan antecedentes en otras Universidades”, al recordar que “han ocurrido hechos fraudulentos y antirreglamentarios, donde la democracia se vio perturbada, al igual que el cogobierno”.

Repudió que “hubo no solamente irregularidades en cuanto al no cumplimiento de la Ley de Educación Superior, el estatuto y los reglamentos, sino también hechos de violencia que fueron de conocimiento público en todo el país”.

Y contó que las demás Universidades públicas argentinas están al tanto de lo que sucede en la UNaF, apuntando que estos sucesos ilegales “siguen ocurriendo a través de ataques a estudiantes, docentes y no docentes”, condenando la persecución sistemática a las decanas de Salud y Recursos Naturales, Liliana Martínez e Ilda Villalba, respectivamente.

“Es una situación sumamente grave porque a través de una Asamblea Universitaria irregular e ilegítima, nueve meses antes de la elección de autoridades, el rector Parmetler se ha reelegido en el cargo”, rechazó.

Se trata de “una gestión desgastada”, por lo que con cinco años más de mandato del actual rector “nuestra Universidad desaparecerá”, alertó.

En contraposición, “nosotros pretendemos una Universidad de excelencia, que se vincule al medio, donde se investigue, se cree conocimiento y que forme académicamente buenos profesionales, no solamente en su especialidad, sino también como personas”.

Tales cuestiones hoy no forman parte de la realidad de  la UNaF, ya que la actual gestión sólo persigue intereses personales, en detrimento de la comunidad universitaria.

En cuanto a lo legal, “se han hecho más de 15 presentaciones en la Justicia, que todavía no se ha expedido, porque no hay ninguna resolución definitiva. Son todas cautelares las que tuvimos que presentar porque todo lo que pasó fue un proceso de fraude para llegar a desarticular el Consejo Superior, eliminando a docentes concursados, y a esta Asamblea trucha para reelegirse en el cargo”.

Y además “trajeron en época de campaña a diputados nacionales de la oposición como Mónica Frade, cuando esa gestión macrista destruyó el sistema universitario nacional y lo científico-tecnológico argentino”.

Para finalizar, reiteró que la grave situación que se vive en la UNaF por la actual gestión ya ameritó la actuación del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), máximo organismo que nuclea a las Universidades argentinas y los Institutos Universitarios, y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) que depende del Ministerio de Educación de la Nación, cuyo titular es el ministro Jaime Perczyk.