Escolares de 11 años de Lote 8 recibieron las vacunas establecidas para esta edad

Compartir

Una nueva instancia de vacunación para niños en edad escolar, fue llevada
adelante por un equipo de vacunadores del centro de salud Lote 8, comunidad
ubicada en el oeste de la provincia.

La jornada de inmunización fue destinada, en esta oportunidad, para las niñas
y niños de 11 años, que asisten a la EPEP N°497 “a la que concurre población
criolla” de dicha comunidad, según lo informó el director del centro de salud allí
emplazado, licenciado Diego Fernández.

Cabe destacarse que estos operativos de vacunación se realizan
periódicamente durante el ciclo escolar y, que a pesar del contexto de
pandemia, “nos organizamos para asegurarles a los niños que reciban las
vacunas en todas las edades”, más en este momento donde “las clases
comenzaron bajo la modalidad presencial en esta zona”, indicó.

En la ocasión fueron aplicadas las vacunas que el Calendario Nacional
establece para las niñas y los niños de 11 años: meningococo, antiamarílica,
HPV, meningococo, hepatitis B y triple bacteriana acelular.

Fernández señaló que, previamente, el equipo de vacunadores acompañados
por los docentes dialogó con los niños para explicarles la importancia que
tienen estas vacunas, para cuidar la salud y protegerse de muchas
enfermedades, no solo en la niñez, sino también en la edad adulta.

Al respecto amplió que la jornada abarcó los turnos “mañana y tarde, para
inmunizar a todos los chicos, que ninguno quede sin sus dosis de vacunas y
tengan su carnecito actualizado”.

Antimeningocócica
Los adolescentes deben recibir una única dosis de esta vacuna -a los 11 años-,
la cual los protege contra la enfermedad meningocócica invasiva y sus
complicaciones. Las formas más frecuentes son: meningitis y sepsis (infección
generalizada), causadas por la bacteria meningococo, que acarrea
enfermedades graves con consecuencias fatales.

HPV
Esta vacuna debe aplicarse a los 11 años, tanto a niñas como a varones, con
un esquema de dos dosis para lograr su máxima efectividad, las cuales deben
suministrarse con un intervalo de 6 meses entre la primera y la segunda.
Previene desde una edad temprana los virus HPV, asociados al desarrollo de
lesiones en el útero y varios tipos de cánceres: uterino, pene, vagina, ano y
boca.

Antiamarílica
Formosa es una de las provincias argentinas considerada como zona de riesgo
para la fiebre amarilla, enfermedad viral que se transmite a través de la
picadura de algunas especies de mosquitos. Los niños y los adultos mayores
tienen más riesgo de presentar una enfermedad grave por este virus. Las personas que residen en las zonas de riesgo, deben recibir un refuerzo de la
vacuna antiamarílica a los 11 años.

Hepatitis B
Es la inflamación del hígado causada por el  virus de la hepatitis B , que se
transmite por el contacto con sangre contaminada, por contacto sexual, de
madre con la infección a hijo durante el embarazo (transmisión vertical), por
transfusiones de sangre o por uso de drogas endovenosas.

La estrategia de vacunación en la Argentina indica que los recién nacidos
deben recibir una dosis dentro de las primeras 12 horas de vida. Pero los que
no hayan recibido esta dosis neonatal, deberán aplicarse a los 11 años con un
esquema de 3 dosis: la primera, luego la segunda al mes de la primera, y la
tercera a los 6 meses de la primera. Además, desde el 2012 es obligatoria para
todas las personas de cualquier edad.

Triple bacteriana acelular
Esta vacuna previene las enfermedades de tétanos, difteria y tos convulsa y
debe suministrarse con una dosis única a los 11 años. También debe aplicarse
a las embarazadas después de la semana 20 de gestación.