Compartir

Un taller teórico-práctico sobre reanimación cardiopulmonar (RCP) básica, primeros auxilios y convulsiones fue desarrollado en la Escuela de frontera n° 9 ubicado en el barrio El Porteño de la ciudad de Clorinda.

De la jornada educativa participaron escolares, docentes y directivos del establecimiento y se contó además con la grata presencia de padres interesados. El propósito fue informar e instruir al auditorio sobre las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar destinadas a salvar vidas en situaciones de urgencia.

Respecto a las mismas, los referentes del equipo de salud de RCP a cargo explicaron que “Cualquier persona puede llevar a cabo estas técnicas porque son sencillas y fáciles de ser realizadas”. Aclarando que “solo se requiere estar atentos y tener la habilidad de distinguir esas situaciones de urgencias para poder aplicarlas en el momento necesario”.

Seguidamente destacaron, creando conciencia en toda la comunidad educativa que “dichas maniobras aumentan notoriamente las posibilidades de sobrevida de alguien que por ejemplo sufre un infarto o un trastorno que puede llevar la vida a una situación extrema”.

En la misma línea, ampliaron la información con lo que se denomina “primeros auxilio”, entendiéndolos como la “ayuda o asistencia de urgencia que se presta a una persona en caso de sufrir un accidente o una enfermedad repentina”. También está conformada por una serie de pautas detalladas en una instancia de la charla por el equipo médico.

Las exposiciones estuvieron a cargo de especialistas que combinaron las enseñanzas teóricas con la práctica,  charlando y haciendo participar a los estudiantes. Además contaron con muñecos y materiales audiviosuales que hicieron posible una jornada más didáctica y mejor comprendida.

Salvar vidas: un compromiso humano

“Es importante que cualquier miembro de la comunidad esté preparado para llevar a cabo las maniobras de reanimación y técnicas de primeros auxilios de manera eficaz”, subrayaron.

“Más allá de estar en nuestras casas, tengamos en cuenta que cualquiera de nosotros pasa mucho tiempo del día en ambientes laborales, en la escuela y también con frecuencia estamos  en diferentes instituciones o en la vía pública; y en todos estos espacios podemos enfrentarnos a una situación así y con las herramientas aprendidas debemos saber qué hacer y cómo ayudar de la mejor manera para nuestro prójimo”, recalcaron sobre la importancia de este conocimiento.

Cabe señalarse que la reanimación cardiopulmonar efectiva aumenta entre 2 y 3 veces la posibilidad de sobrevida de una víctima de paro cardiorespiratorio y puede ser realizada por la persona que se encuentra circunstancialmente más cerca.

Finalmente, concluyeron distinguiendo que “las técnicas actuales de RCP básicas fueron simplificadas con el paso de los años.  Hoy en día pueden ser aplicadas de manera sencilla por cualquier persona que se informe, se interese y reciba este tipo de capacitaciones. Para aplicarlas no se requieren habilidades especiales sino tan solo el interés para asistir a otro ser humano pudiendo salvarle la vida”.