Escolares de la EPEP 365 recibieron completos controles de salud

Compartir

Alcanzando en esta ocasión a los que cursan el 6º en los turnos mañana y tarde.

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano despliega en toda la provincia, el Programa de Libretas de Salud Escolar para vigilar de cerca la salud de los niños del nivel inicial y primario, de cara al reciente regreso a la presencialidad en las aulas.

De este modo, en el marco de las medidas preventivas de uso del barbijo, higiene de manos y guardando la distancia, se pusieron en marcha los controles de salud, destinados en este caso a los escolares del 6º, de los turnos mañana y tarde, de la escuela primaria –EPEP Nº 365 “Ramón G. Acosta”, ubicada en el barrio Villa del Rosario, de la ciudad capital.

La actividad estuvo a cargo de un equipo del centro de salud “Mario Krimer”, conformado por enfermeros, médicos, vacunadores y odontólogos, que brindaron a los pequeños controles de salud multidisciplinarios.

Exámenes 

Agudeza visual y auditiva; medición de peso y talla, tensión arterial, latidos y frecuencia cardiaca; revisión del estado bucodental; aplicación de vacunas, evaluaciones neuromotoras y otros chequeos pediátricos, físicos y clínicos establecidos para cada edad, fueron algunos de los controles de salud efectuados.

Desde el servicio de vacunación, explicaron que fueron aplicadas las vacunas que corresponden a los niños de 11 años. “Se iniciaron o completaron esquemas de HPV, pero también se colocaron las demás vacunas para esta edad: Meningococo, Triple Bacteriana Acelular y el refuerzo contra la Fiebre Amarilla, a quienes aún no tenían”, precisó la directora del centro de salud, doctora Mónica Pastor.

Los vacunadores aprovecharon el encuentro con los padres para concientizar, una vez más, sobre la importancia que tienen las vacunas en el cuidado de la salud, no solo de los niños, sino de toda la familia.

Por su parte, los controles odontológicos fueron asistidos por consejos que contribuyen a mantener saludables las piezas dentarias y la boca en general. Hicieron demostraciones para el correcto cepillado, insistieron en la visita periódica al odontólogo e instaron al consumo diario de alimentos sanos, especialmente frutas y verduras, que ayudan al fortalecimiento de los dientes.