Compartir

La Escuelita de Circo Social de Formosa funciona en una institución pública, la Escuela N° 399 del barrio Colluccio dependiente de la Subsecretaria de Cultura, funciona los martes y jueves de 18 a 22 Hs en dos turnos y se divide en dos grupos, principiantes y avanzados.

Pablo Robles el Director, explica que es un proyecto que empezó hace 8 años donde los niños y las niñas asisten y se forman gratuitamente, la escuelita tiene una matrícula de 60 estudiantes.

En Brasil se desarrolla hace muchos años la Escuela de Circo Londrina que sirvió de inspiración para fortalecer el espíritu de la Escuelita de Circo Social acá en Formosa, ya que el propósito de la Escuela es estimular el desarrollo del arte circense cubriendo aspectos de la tradición, iniciación en el arte circense, experimentación creativa y el estudio del arte, proporcionando condiciones para que el artista reúna su número con excelencia y seguridad.

Pablo Robles dijo: “Ya tenemos siete festivales de circo nacionales hecho en Formosa, con artistas de primer nivel como Nazareno Móttola,Chino Carrozo acróbata del espectáculo Extravaganza, Ileana Pastorino del Cirque du Soleil y los chicos al compartir el espacio con estos grandes artistas pueden darse cuenta que ahí también hay una profesión y pueden vivir de esto, más allá que no todos elijan poder ver y compartir escenario con estos artistas de alto vuelo, los contagia y los inspira”.

Además, manifestó: “Tenemos un plantel de estudiantes destacados y vienen preparándose, es por eso, que se llevó a cabo funciones durante las vacaciones de invierno”. Si bien, todos los años llevan adelante una Gala Final, los espectáculos que se realizaron en el transcurso del receso invernal fueron shows donde presentaron al público lo mejor de la escuela y artistas invitados. se realizaron los días 16 y 23 de julio en el Auditorio Teatro de la ciudad de Formosa.

El Prof. Robles destaca también acerca de la contribución del arte y la cultura en la formación con el objetivo de descubrir vocaciones y orientarlos en el dominio de técnicas, en la creación de espectáculos, en la formación de grupos y en la búsqueda de la profesionalización.

El desarrollo de la Escuelita de Circo Social es abordado como una herramienta pedagógica en sus acciones con niños, niñas, jóvenes y extensivo a la comunidad.