Especialistas remarcan la importancia de inocularse contra el COVID-19

Compartir

Los médicos Mario Romero Bruno y Julián Bibolini, se refirieron a la importancia de utilizar las vacunas como una herramienta que permite a la población defenderse de una mejor manera de contraer coronavirus, pero recalcaron que igual se debe seguir utilizando las medidas de protección para prevenir el contagio.

En este sentido, el doctor Mario Romero Bruno valoró la “situación epidemiológica que estamos viviendo hoy en Formosa, sumada a las flexibilizaciones que nos alegra a todos” y marcó que ello tiene que ver –fundamentalmente- con la aplicación de las vacunas, sumada a las acciones que implementó el Gobierno de Formosa.

Asimismo, puso en relieve que Argentina y América Latina “aprecian las campañas de vacunación, lamentablemente hay sectores que no lo ven así”, por lo que se explayó en este último punto.

“Se están aplicando tres tipos diferentes de vacunas, y hasta ayer llevamos 29.880.247 dosis aplicadas en el país, de esta cantidad, 23.857.637 tienen una dosis y 6.022.610 dos dosis. Se ha alcanzado una cantidad importante y sin embargo hay un grupo de personas que todavía dudan de la eficacia de las vacunas”, comentó.

En este marco, agregó que la ministra de Salud de la Nación, Claudia Vizotti aseguró que en el país y América Latina en general se tiene mucha confianza en las vacunas, esa confianza se ve afectada por la circulación de noticias falsas, que es “información malintencionada que genera desconfianza y en otros casos tienen una baja percepción del riesgo, como la juventud por ejemplo”.

Agregó, que “los jóvenes creen que el virus no les provocará nada pero después exponen al resto de la familia, sin embargo, son los que están más expuestos ya sea por el trabajo o reuniones sociales –por ende- se contagian más y si no están vacunados aumenta el riesgo de complicaciones por la enfermedad”.

Y advirtió que luego de contagiarse, “aún no se sabe cuál es la secuela que pueda quedar en ellos en el mediano plazo, pueden ser respiratorios, neurológicos o cardíacos”.

Por otra parte puntualizó sobre una de las principales causas que utiliza la población reacia a inmunizarse: el miedo a los efectos adversos de la vacuna AstraZeneca, como la trombosis; Romero Bruno aclaró que “es muy infrecuente, es del 0,001% una persona cada mil personas puede llegar a tenerla y es tratable. Sin embargo, de contraer coronavirus, el riesgo a una trombosis es del 15% sería 150 cada mil”.

En cuanto a la efectividad de las vacunas, el especialista argumentó que “para su aprobación, las tres vacunas (Sinopharm, AstraZeneca y Sputnik V) presentaron documentación que demuestra su seguridad y eficacia” y detalló que en casos sintomáticos, la vacuna Sinopharm tiene una eficacia del 79%, la AstraZeneca del 76% y la Sputnik V 91,4%”.

“La eficacia y efectividad está demostrada en números, en el descenso de casos que se da en el país en general y aquí en Formosa”, continuó.

Finalmente, recordó a la población que el haber superado al coronavirus no les garantiza “protección” ya que “puede ser que una persona se vuelva a enfermar y ha sucedido. Deben seguir manteniendo los cuidados sanitarios”.

Por su parte, Julián Bibolini informó que de los pacientes activos con COVID-19, 106 de ellos permanecen en terapia intensiva del sistema público de salud en Formosa. “Está estable ese número, algunas personas se fueron de alta mientras que otras ingresaron. Veremos cómo va evolucionando este número de pacientes”, expresó.

Por último, el especialista reforzó las palabras de su colega y añadió “quería hacer mención a la importancia de vacunarse contra esta enfermedad ya que si mucha gente no se vacuna, mucha gente va dar perpetuidad en la continuidad de las infecciones y así será más difícil que se vaya”.

“No es solo para uno mismo, es también para la comunidad. El individualismo al extremo sin pensar en la solidaridad -en los demás- impacta. La vacuna no es solo para uno sino para toda la comunidad”, concluyó.