Compartir

La avenida Soldado Formoseño en Malvinas de la populosa Jurisdicción Cinco de esta ciudad, recibirá a las 21 de este viernes, la jornada apertura de la edición 2017 de los “corsos barriales y populares formoseños”, con acceso libre y gratuito en sus cuatro noches.

Una treintena de comparsas que en total reúnen a más de cinco mil personas entre pasistas, bailarinas y bailarines, rumberas, reinas y grupos rítmicos, además de quienes son parte de murgas y máscaras sueltas, serán los animadores de la festividad carnestolenda al transitar por los circuitos dispuestos.

Cada jornada de los corsos de este año que renueva como bebida oficial al “tereré” en claro mensaje contra las bebidas alcohólicas, comenzara alrededor de las 21, estimándose optimista que un marco multitudinario de formoseños se sumaran a las sucesivas jornadas de esta nueva edición de la fiesta que también tiene el carácter de “inclusivos, participativos y gratuitos”.

Se expuso claramente que  las cantinas que se les concede a las comparsas a fin de que puedan recaudar fondos que ayuden a solventar los gastos, no venderán bebidas alcohólicas.

En tanto que la segunda jornada de sábado, los corsos se desarrollaran sobre la avenida Juan Domingo Perón; mientras que el domingo será el turno de la tercera noche en avenida Nestor Kirchner (frente al barrio Guadalupe al estadio Cincuentenario) y la cuarta en avenida Gutnisky en la sección que va desde cercanías del Estadio “Antonio Romero” a la comisaria sexta.

Fue significado que se trata de la máxima fiesta gratuita que cada año gana más adeptos y revive el espíritu carnestolendo en la ciudadanía, que en esta jornada marcara el fin de toda “la magia y el colorido de las fiestas del carnaval” a través de las comparsas que reúnen a bailarinas y batucadas representativas de todos los barrios de la ciudad.

Se destaca en esferas de la organización la labor de los dirigentes barriales y vecinos en general, que con entusiasmo y esfuerzo vienen llevando adelante los preparativos para ser parte de un gran carnaval, del cual puedan disfrutar no solamente los formoseños sino muchas familias que visitan la ciudad por estos días.

“Este es un aporte que nació de corazón para los carnavales, para que los formoseños pudieran disfrutar de la alegría contagiante de esta festividad, que permitió que el corso esté en la puerta misma de cada hogar”, fue subrayado por el equipo de dirigentes encargados de la organización, como también el hecho de que “sin más que la pasión por el carnaval, las agrupaciones barriales se encuentran trabajado muchos meses para exhibir la mejor fiesta de carnaval”.