Compartir

Un total de 580 pescadores comerciales y extractores de carnadas vivas estarán cobrando este viernes la ayuda económica no reintegrable de $8000 cada uno, el cual fue asignado por el gobierno provincial como compensación por la veda anual establecida.

En esta oportunidad, el monto global a desembolsar será de $4.600.000, fondos provinciales al sector que deviene la actividad por vigencia de la veda pesquera, que se extendió desde el 6 de noviembre al 20 de diciembre del año en curso.

Mediante el decreto 390, el gobernador Gildo Insfrán autorizó al ministerio de la Producción y Ambiente a otorgar una asistencia económica no reintegrable de $8.000 disponible desde este viernes 22 de diciembre, para un total de 580 familias de pescadores comerciales, extractores y acopiadores de carnadas vivas.

El pago se hará a través del Banco de Formosa, en sucursales de las localidades de Formosa, Clorinda y El Colorado.

En Formosa Capital se abonará en la sucursal Las Américas a partir de las 11 de la mañana en una caja especial habilitada. En las sucursales de Clorinda y El Colorado, se abonará a partir de las 7 horas.

Sumado a esta asistencia, se entregará el segundo Módulo Alimentario programado para este mes, el primero fue otorgado en noviembre”.

Como dice el decreto respecto al receso provocado por el periodo de veda con fines conservacionistas, determinan una situación de suspensión laboral, que conlleva a la falta de ingresos a los que se dedican a las actividades a fines, “El Gobierno consciente de la situación, y en su reiterado criterio de apoyar a todos los sectores sociales en sus distintas actividades laborales, estima viable acceder a lo gestionado, asegurando con ello el formal cumplimiento de la veda dispuesta al efecto durante el lapso señalado”.