Basket of Bread
Compartir

Conforme relevamiento llevado a cabo por la Defensoría del Pueblo de la Provincia, en distintas panaderías de nuestro medio, en las mismas, se habla informalmente sobre un posible aumento en el precio del pan a nivel local, a partir de los incrementos en los costos de producción, en los próximos días podrían elevarse los valores de venta también de los productos “secundarios” de las panaderías, como las facturas, vislumbrándose de todas formas un posterior aumento del pan. Es que las subas en las materias primas, la electricidad, sueldos, impuestos y los combustibles afectan fuertemente al sector.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca, señalo que el kilo de pan actualmente en Formosa se está comercializando en una franja que va desde los $25 a $30.

Si bien a nivel nacional ya se informa que desde el lunes próximo el kilo de pan aumentaría un 15% por lo que se ubicaría cerca de los $50, conforme información que surge desde la Federación Industrial Panaderíl de la Provincia de Buenos Aires; la Asociación de Panaderos, Pasteleros y Afines, de la Ciudad de Formosa, a través de su titular Arsenio Lopez, explico que no hay una decisión tomada en el sector local y que de darse una suba de precio de venta se la hará con absoluta responsabilidad, teniendo en cuenta que se trata de un producto de consumo masivo y necesario para todas las familias.

Desde el Organismo de la Constitución, resaltaron que los dueños de las panaderías hacen hincapié en que todos los meses aumenta la levadura, la margarina , la harina , el dulce de leche y que los tarifazos inciden elevando el costo de la producción, como asi mismo con este panorama es muy difícil recuperar los gastos vendiendo a los precios que queremos mantener, pero seguramente algún aumento en el pan se producirá y por ello el kilo de pan podrá situarse entre $32 y $35 , esperando los mismos que no haya competencia desleales pues la existencia de panaderías no registradas y que tienen a sus empleados en forma irregular pueden ofrecer el pan a un precio menor o para revenderlo a otras panaderías.

El otro gran inconveniente que se plantea es el del reparto de pan ya que con el aumento de los combustibles los costos suben y eso se traslada al producto, por lo que esperamos, señalaron desde las panaderías que no se dispare el precio de la bolsa de harina de 50kg, la cual viene aumentando de a poco pero en forma permanente y esa es nuestra materia prima esencial para poder trabajar.