Estudiantes del Nivel Superior visitan escuelas rurales

Compartir

La comunidad educativa del CSR N° 205, de colonia Las Cañitas, distante a 18 kilómetros de la localidad de Mayor Villafañe, recibió en sus instalaciones a estudiantes que actualmente se encuentran cursando el 4° año del Profesorado en Ciencias de la Educación, en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica “República Federal de Alemania” de El Colorado.

Estas acciones se realizan en el marco del convenio establecido entre ambas instituciones, previo acuerdo entre las autoridades competentes, con el objetivo  que los futuros docentes conozcan las diversas dinámicas institucionales, como así también el contexto en que dicha comunidad educativa lleva a cabo sus actividades.

El grupo de visitantes, estuvo conformado por 14 alumnos quienes se trasladaron en sus propios móviles a la colonia Las Cañitas, llegando al establecimiento para el  horario de entrada y compartieron toda la jornada de trabajo.

Durante la visita, la coordinadora del CSR N° 205, profesora Liliana Barreto, explicó a la delegación, todos los aspectos relacionados con el funcionamiento de la Institución, como así también,  la maestra tutora, Mariza Sánchez, brindó  información referida a la comunidad local en general,  sobre sus costumbres y tradiciones.

 Las docentes del área de Lengua, profesora Gladys Alegre, también del área de matemática, Sandra Flores y Silvina Tabare, y del área de Sociales, Elina Medina; permitieron que los estudiantes terciarios asistan a sus clases en carácter de “observantes”, con la finalidad de profundizar sus conocimientos referidos a los procesos de enseñanza en cada área, en el contexto rural.

Cabe mencionar, que el grupo de visitantes, también asistirá el día en que los estudiantes secundarios realicen  las prácticas agroambientales, ya que se encuentran muy interesados en presenciar este tipo de actividades, hasta el momento casi desconocidas para ellos.

Para finalizar el primer día de observaciones, tanto visitantes como anfitriones, compartieron una rica merienda y luego participaron del arrío de los pabellones, culminando así la enriquecedora jornada.