Estuvo internado con COVID con toda su familia, se recuperó y pide a la comunidad formoseña que no minimice el peligro del virus

Compartir

Destacó el excelente trato recibido durante su internación y a los profesionales que lo asistieron e instó a redoblar esfuerzos para combatir esta pandemia.

Hugo es clorindense, y junto con su mamá, su tío, su tía y su primo hermano, estuvo internado en el Hospital Interdistrital de la Contingencia COVID 19, cursando su cuadro viral grave de coronavirus. Hoy fue dado de alta, junto a su madre y cuenta su experiencia para que la sociedad tome más conciencia acerca de los riesgos del virus.

En diálogo exclusivo con AGENFOR, el hombre contó que “me tocó pasar feo”, porque estuvo siete días en terapia intensiva.

“Me llevaron el miércoles, hace diez días atrás, con falta de oxígeno, directo a terapia para ser intubado. Me encuentro con un médico que me dice: con fuerza y ayuda tuya vamos a salir adelante. No me llegaron a intubar, pero me hicieron todos los tratamientos posibles para recuperarme”, relató Hugo con lágrimas en los ojos.

El clorindense explicó que sufre de EPOC como enfermedad de base, lo que complicó su cuadro clínico, pero reconoció al personal de salud “excepcional” que lo asistió durante sus veinte días de internación.

“Los enfermeros tienen vocación, tenemos que sentirnos orgullosos los formoseños porque todos los enfermeros que están acá se recibieron de nuestra universidad”, expresó.

Y agregó: “También debemos agradecer al gobierno de la provincia por el hospital, por la infraestructura, pero siempre voy a recalcar que, si no hay calor humano y la solidaridad de todo el personal de salud, ningún enfermo se va a recuperar, porque es una enfermedad muy fea y realmente te hace sufrir”.

Luego de su tránsito por la enfermedad, Hugo aseguró que “mucho más nos vamos a cuidar” y se comprometió a “hacer entender a la gente” los riesgos que implica el contagio de coronavirus.

“Lo único que le digo a la gente es que se cuiden, porque si no vamos a seguir cayendo más internados, más enfermos, hay que tener siempre presente que nadie quiere estar aislado, pero la única forma de parar esta enfermedad es aislándote”, aseveró.

Y explicó que, si bien él hace más de siete días que mejoró, se tuvo que quedar “por el proceso”, hasta obtener dos hisopados negativos, “porque me da la seguridad que no te voy a contagiar a vos”.

“Les digo eso porque muchos confunden, porque mi libertad termina donde comienza la tuya y yo tengo que ser solidario y también cuidarte a vos, porque yo tuve la experiencia que toda mi familia que vive conmigo vino a parar a este hospital y todavía tengo tres familiares internados”, sostuvo Hugo.

Respecto a la internación de dichos familiares, indicó que uno de ellos ya cuenta con un hisopado negativo y en el día de la fecha le realizaron el segundo “y si sale negativo, posiblemente se vaya”; pero los dos otros aún están en vías de recuperación.

Por otro lado, su madre Alicia, también oriunda de Clorinda, cursó su internación en el Hospital Evita, durante 17 días; y se mostró muy esperanzada por haber obtenido su alta médica.

“Me siento muy bien, me pude recuperar con mucho amor, todos me trataron bien, no tengo nada de qué quejarme”, declaró.

Y se emocionó hasta las lágrimas al recordar: “Mi hijo casi se me fue, estuvo internado conmigo y ahora está de alta también”.

Por último, la mujer fundamentó que seguirá con sus tratamientos médicos y cuidándose del COVID, porque cuenta con “muchas enfermedades de base”.