Compartir

El 30 de abril de 1977, las Madres de Plaza de Mayo realizaron la primera marcha en reclamo por la aparición de sus hijos y nietos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

Aquel emblemático día asistieron 14 madres y abuelas a la plaza. Como estaba prohibido el agrupamiento de más de tres personas en la vía pública, las mujeres empezaron a dar vuelta alrededor de la Pirámide de Mayo.

Rememoró que “primero a las madres les decían ‘las locas’, pero luego fueron visibilizadas internacionalmente y en el ’79 tuvimos la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a las que primero escucharon  fueron a ellas”.

“Visibilizaron la desaparición de sus hijos -subrayó la funcionaria-. Reclaman para saber dónde estaban”, valorando “la valentía que tenían las madres porque en esa época estaban todos los derechos, las garantías y las libertades suspendidos, con lo cual arriesgaban sus propias vidas”.

“Todos los argentinos tenemos que reconocerles este coraje porque realmente lo que ellas reclamaron desde ese momento, a través de todos estos años y desde los juicios, no sólo se ha comprobado, ese horror y ese plan de exterminio sistemático que hubo en esa época, sino que se van encontrando los restos de los desaparecidos”, finalizó.