Compartir

En el marco del exitoso remate de invernada que tuvo lugar el miércoles último en  Ingeniero Juárez, los pequeños productores  fueron coincidentes al afirmar que el apoyo del gobierno provincial posibilitó un salto cualitativo y cuantitativo en la producción ganadera de la zona.

Ante el ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana, que reunió a sus equipos de para técnicos de la zona, a fin de analizar la asistencia que se brindara a los ganaderos ante dificultades en el aspecto impositivo generadas a partir de cambios nacionales, Los productores del oeste destacaron esta decisión y otras que desde hace años se les brinda desde el estado y que les posibilito transitar “un proceso de crecimiento integral que les permitió mejorar superlativamente sus rodeos y ser parte de estos procesos de comercialización en remates donde su rentabilidad logro un crecimiento, recibiendo un precio acorde a los mercados nacionales”.

En dicho remate  estuvieron a la venta más de un millar de cabezas, propiedad  de  los pequeños productores  de  zonas  de  departamentos Ramón Lista, Matacos  y Bermejo nucleados en la FAPEO (federación que nuclea a asociaciones donde confluyen ganaderos de la región).

Roque León Romero, productor de Ingeniero Juárez,  remarcó  que la organización  de la actividad ganadera está muy bien organizada  en la zona detallando que además de la calidad de las pasturas se tiene muy en cuenta la genética y la calidad.

Hizo hincapié en que durante varios años el mayor problema de los productores había sido la comercialización que se entorpecía por la falta de caminos, lo que a su vez repercutía en la demanda debido al elevado precio de los fletes.

Este sentido, resaltó que la llegada del asfalto marcó un antes y un después en esa realidad  ya que “permitió la integración de la zona al resto del país  dando un salto cuantitativo en el aspecto económico.”

Describió que a partir  de ese momento se comenzó a apotrerar, a hacer pasturas y a mejorar la genética  lo que a su vez  suma un valor cualitativo de la hacienda producida en la zona y por ende el mejoramiento en los precios.

León Romero destacó que “la ayuda y el apoyo el gobierno provincial apuntaló a la ganadería y a las producciones de la zona que dio  un salto no sólo cualitativo sino también cuantitativo que a su vez repercutió en la mejora de los precios.”

Por su parte el presidente de la FAPEO, Daniel Figueroa, puso de relieve que los productores de la zona oeste  comenzaron a soñar con lo que hoy está viviendo hace unos doce años  y que si bien antes lo había hecho era algo que consideraban muy distantes.

Significo que  “gracias al esfuerzo de  los productores que nunca abandonaron los campos y al apoyo incondicional del gobierno provincial a través de sus políticas productivas  el pequeño productor se fue entusiasmando  para quedarse en la zona.”

Trajo a colación que en el 2005 se empezaron a constituir las organizaciones  y en el 2009 se había organizado el primer remate en Los Chiriguanos y en el 2010  habían formado la Federación que nucleaba 10 asociaciones  de la región.

En ese sentido remarcó que el apoyo del gobierno provincial fue fundamental para la construcción de la infraestructura  lo que a su vez dio lugar a la organización de remates, destacando que “si no contábamos con esa ayuda y apoyo todo hubiera sido difícil y casi imposible de concretar.”

Destacó que si bien habían comenzado con 8 asociaciones, en la actualidad se contabilizan en 11 las nucleadas  con alrededor de 350 productores  de parte de los departamentos de Matacos, Bermejo y Ramón Lista.

Recalcó que el remate es una herramienta fundamental para los productores, en los cuales es de vital importancia el acompañamiento del gobierno provincial  para concretarlos de manera exitosa.