Compartir

Un nuevo operativo sanitario benefició a las familias de esta comunidad situada en el centro este de la provincia, mediante  los múltiples servicios que dispuso un equipo del hospital de Pirané, que trabajó en conjunto con los colegas del centro de salud Monte Lindo para reforzar las atenciones ofrecen día a día a los vecinos de todas las edades.

Atenciones médicas, obstétricas y odontológicas, controles de enfermería y la entrega de leche y medicamentos fueron algunos de los tantos servicios brindados en la jornada que tuvo por objetivo fortalecer el seguimiento de la salud de estos pobladores que residen a unos 95 km de la capital de la provincia. 

El accionar abarcó consultas para niños y adultos, que se acentuaron además en  embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas. Algunos de los controles realizados fueron: antropométricos (peso, estatura y talla), medición de la tensión arterial, nivel de glucosa en sangre, frecuencia cardíaca y temperatura corporal, entre otros.

Lo anterior incluyó además la evaluación del estado nutricional de los pacientes y  el seguimiento de los diagnosticados con enfermedades crónicas como: hipertensos, diabéticos y otros con afecciones cardiovasculares y  respiratorias. 

En tanto que en las consultas obstétricas, las embarazadas accedieron a los exámenes prenatales de rutina: medición del crecimiento uterino, latidos fetales, peso, tensión arterial, como también a ecografías programadas indicadas para  cada trimestre de la gestación. 

Asimismo fueron controlados los carnets de vacunación de cada uno de los pacientes y fueron aplicadas las vacunas de acuerdo a cada edad y condiciones de salud. En este marco, hicieron hincapié en la aplicación de  las que integran la campaña de “Invierno 2019”: antigripal, triple bacteriana acelular y antineumocócica, destinadas a prevenir en los grupos de riesgo indicados las enfermedades respiratorias frecuentes en los días frescos y fríos del año. 

Se entregaron medicamentos recetados, se programaron turnos para pacientes que requerían atenciones con especialistas de acuerdo a la sintomatología específica. 

También se dieron una serie de consejos para que todos los integrantes de las familias cuiden su salud en general y eviten enfermedades a través de la práctica diaria de hábitos saludables.

Por su parte, desde el servicio de odontología se llevaron a cabo controles bucodentales y se promovieron cuidados para mantener el buen estado de la boca y las piezas dentarias. Así se recordó a niños y adultos la importancia del cepillado correcto con demostraciones prácticas para explicar cómo debe hacerse adecuadamente, con qué tipo de cepillo y cuántas veces al día, entre otros puntos.