Compartir

Tras el muestreo cierre de año de la esfera de Niñez y Adolescencia del gobierno provincial, se activa un programa muy especial que se renueva anualmente en esta época: Se trata de “Familias Solidarias” que acogen en su seno en este tiempo de festividad y en vacaciones de verano, a niños en guarda en instituciones del estado.

Se tratan de familias que ya se inscribieron en su momento y cumplieron con los requisitos exigidos, quienes voluntariamente están dispuestas a entregar su amor a estos chicos que vuelven a sentir el clima acogedor de una familia. Cada una de ellas abre las puertas de su hogar a estos pequeños, con el propósito de reducir la institucionalización de los menores y darles un marco de contención familiar, que en este tiempo es muy especial. Ello en el entendimiento del valor de crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión.

Lo señalado fue expuesto en el marco del muestreo de trabajos que realizan los equipos de profesionales en las diferentes residencias con los niños que viven en cada uno de los hogares, el que fue encabezado por el ministro de la Comunidad Aníbal Gómez junto a la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, María Graciela Parola.

Fue en el Galpón “G” del Paseo Costanero, donde justamente el programa “Familias Solidarias” fue uno de los que expuso sus acciones, señalándose que luego de esta muestra se activa el proceso donde los niños se vinculan con las familias que los acogerán durante las fiestas de fin de año e incluso en las vacaciones de verano.

Para este año el número de niños asistidos en las cinco residencias son 37, desde un año de edad a los 17, los que justamente se encuentran alojados en estas instituciones porque en algún lapso de su vida  algunos de sus derechos fueron vulnerados o ante una situación socio-familiar compleja que obligo a la intervención de protección del estado como medida excepcional.

Balance positivo

cierre-muestreo-flias-solidarias-1Desde la esfera de Niñez, Adolescencia y Familia se hizo un “balance positivo de un año muy movido, porque comenzamos asistiendo a muchas familias afectadas por las inundaciones y luego fuimos desarrollando las acciones enmarcadas en las políticas sociales donde cada operador demuestra un enorme compromiso en su tarea cotidiana en las residencias y en la vía pública”.

Se admite que “hay cosas por mejorar, pero las ganas y el amor están siempre en los profesionales y operadores para esta tarea que no tiene día ni hora en ayudar a los niños formoseños”.

Entre las acciones centrales se señalan la de entender en la

“promoción, protección, integración social y defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en cualquier circunstancia, de acuerdo con las orientaciones internacionales, nacionales y los lineamientos establecidos en la Constitución Provincial”.

Asimismo, se propende a ejecutar “políticas destinadas al fortalecimiento integral de las familias”, además de coordinar los mecanismos y recursos de la comunidad que permitan la contención social para las familias en condiciones de vulnerabilidad.