Compartir

Luego de que se conociera que el Gobierno Nacional del presidente Mauricio Macri, a través de la Secretaría de Derechos Humanos, le paga $95 mil mensuales a Félix Díaz por su militancia a favor de Cambiemos, el diputado nacional del Frente de Todos (FdT)-Formosa Ramiro Fernández Patri subrayó que autoproclamado cacique “nunca ha llevado soluciones concretas para la mejora de las comunidades originarias de la provincia”.

“Tras años de idas y vueltas con el macrismo, el ‘cacique qom’ terminó militando activamente el último tramo de la campaña para la reelección de Macri. En septiembre, el Gobierno blanqueó que lo contrató en la Secretaría de Derechos Humanos”, indica la nota publicada en Diagonales, medio periodístico de La Plata.

Según se precisa en el artículo, Díaz fue retratado en el Obelisco porteño entre la multitud de adherentes de Macri durante la “marcha del millón” de cierre del #SíSePuede.

La recompensa, finalmente, se dio a mediados de septiembre, revela el medio: Díaz fue nombrado oficialmente, junto con uno de los colaboradores más cercanos, dentro del Consejo Consultivo y Participativo de los Pueblos Indígenas de la República Argentina, del que ahora se presenta como su presidente.

El nombramiento fue publicado en el Boletín Oficial, con la firma del secretario de DDHH, Claudio Avruj, y a cambio de 1921 “unidades retributivas”, lo que se traduce en alrededor de $95 mil por mes, según fuentes sindicales consultadas por Diagonales.

“Está claro que Félix Díaz es un militante abierto del macrismo, de este modelo neoliberal de ajuste y que está alineado con eso”, hizo notar el diputado Fernández Patri, quien planteó: “Más allá de lo que pueda ser su salario o no, uno preguntaría: ¿en cuánto nos beneficia a los formoseños tener un hombre de nuestra provincia en un lugar estratégico de poder?”.

Fue contundente al marcar que “nunca ha llevado soluciones concretas para la mejora de las comunidades originarias de la provincia de Formosa porque su proyecto es individualista, no colectivo. Eso significa que no es un referente, ni un líder ni un cacique ni está luchando por mejorar la situación”.

En ese sentido, advirtió el legislador formoseño que “estas son algunas de las medidas que a último momento está tomando este Gobierno Nacional de Macri para acomodarse con determinados sectores. También lo estamos viendo con las fuerzas armadas, donde están aumentando sueldos, y además están blanqueando muchas de las asignaciones que tenían”.

“Esto es alarmante porque a partir del 10 de diciembre ellos van a pasar a ser oposición y con toda esta movida que se está dando en Bolivia, lo que está pasando en Brasil y en Chile, que haya un Gobierno que esté fortaleciendo sus lazos con las fuerzas armadas realmente es preocupante en un momento de democracia, en el cual las FFAA debieran estar subordinadas al poder civil del presidente de la Nación que es elegido por el pueblo”, finalizó.