Compartir

“Como peronistas, nuestro formato es vivir sin deuda. El gobernador Gildo Insfrán fue de los mejores alumnos de Perón y por algo Formosa es una de las primeras provincias que lograron desendeudarse públicamente”, subrayó

El diputado nacional del Frente de Todos (FdT)-Formosa Ramiro Fernández Patri destacó como “una excelente noticia” el acuerdo entre el Gobierno Nacional y los acreedores privados de la deuda externa, enfatizando que con ello “Argentina está diciendo que quiere retomar la senda de la producción, el trabajo, la investigación, la ciencia y la tecnología. Ése es el plan que tiene el presidente Alberto Fernández”.

Respecto de que la Argentina y sus acreedores alcanzaran este martes un acuerdo para reestructurar deuda por unos 66 mil millones de dólares, en declaraciones a AGENFOR, el legislador formoseño explicó que “en este caso se llegó a un acuerdo con los acreedores de títulos públicos en dólares bajo legislación internacional”.

“Como todo préstamo, hay tres variables fundamentales: el monto que te prestan, la tasa de interés y el plazo en que tenés que devolver. Lo que uno trata de hacer cuando debe dinero es estirar el plazo en que va a devolver la plata, tratar de bajar el capital que tengo que pagar o la tasa de interés que me van a cobrar por devolverte el capital en el tiempo”, pormenorizó.

Puso de resalto que “lo que se logró ahora es bajar esos intereses que tenía que pagar la Argentina”, apuntando que “sobre 66 mil millones que se acordó, 33 mil se ahorró, es decir prácticamente el 50% de lo que el país hubiese tenido que pagar se logró ahorrar con esta negociación que hizo el Estado argentino”.

Argumentó ello diciendo que “se trata de títulos; es como que me prestás 100, pero yo ahora te voy a devolver 55 porque me prestaste en otro contexto, la situación era otra, con lo cual estuvimos negociando dejando en claro que te voy a devolver, pero hagamos que sea sostenible, veamos que yo pueda trabajar y que tenga herramientas para poder devolverte el dinero, no me asfixies”.

“Eso fue lo que le dijo el Estado Nacional a los bonistas. No te puedo pagar los 100, pero si me dejás invertir en las pymes, la industria, las infraestructuras, etcétera, el país se va a reconvertir y voy a poder pagarte 55 de cada 100 dólares”, añadió.

En ese sentido, puso de resalto que “fue una negociación dura, donde se le dio la razón a la Argentina, porque el mundo capitalista y la pandemia nos ha demostrado lo feroz y lo voraz que es y cómo está incentivado un mundo de especulación financiera y no de producción”, subrayando que “justamente tenemos que ir hacia un mundo donde sea más importante la producción que lo financiero”.

“Lo que la Argentina está diciendo con todo esto es que queremos retomar la senda de la producción, el trabajo, la investigación, la ciencia y la tecnología. Ese es el plan que tiene el presidente Alberto Fernández, pero no podía hablar de eso porque no sabía de qué dinero iba a disponer. Lo primero que teníamos que resolver era cuánto íbamos a tener que pagar de esta deuda que heredada para saber de cuánto disponemos y poder pensar cuál va a ser el plan”.

Hizo notar que “se trata de reconstruir el tejido social y productivo de la Argentina, dejar de importar para empezar a producir en el país. Que los dólares los podamos tener pero porque exportamos productos con valor agregado, no ser el granero del mundo. Queremos invertir en ciencia, tecnología, investigación y desarrollo para que eso sea lo que verdaderamente le genere genuinos recursos a la Argentina”.

Pesada herencia

Fernández Patri reseñó que “Argentina tuvo distintas etapas de la deuda pública, desde Rivadavia con el primer préstamo, después Perón canceló deuda externa, luego vinieron los Gobiernos militares, donde hubo un gran aumento, y en el 2001 se dio un pico también, donde se tuvo que hacer un canje y una renegociación de lo que se venía”, recordando que “Néstor Kirchner fue el que empezó a desendeudarnos pagando 10 mil millones de dólares al FMI, ya que como peronistas tenemos muy claras nuestras banderas. No se puede llegar a lo que apuntamos sin lograr primero la independencia económica para alcanzar la soberanía política que te permite llegar a la justicia social”.

“Nuestro formato es vivir sin deuda –dijo-. El gobernador Gildo Insfrán fue de los mejores alumnos de Perón y por algo Formosa es una de las primeras provincias que lograron desendeudarse públicamente. Y Argentina, en los Gobiernos peronistas, experimenta procesos desendeudamiento como fue con Néstor, ya que lo que hubo con Cristina Kirchner fueron canjes de deuda anteriores, no se aumentó la deuda”.

En cambio, “lo que hizo Mauricio Macri fue un aumento fenomenal: 44 mil millones de dólares nada más con el prestamista de última instancia, el que te presta cuando nadie más lo hace, que es el FMI. En realidad, el acuerdo era de 57 mil millones, pero la última cuota no se hizo porque ya había llegado Alberto Fernández y no aceptó. Pero eso fue sólo con el Fondo, después están estos bonistas privados y los con legislación argentina”, esclareció.

A su vez, trajo a colación las palabras del presidente Fernández en el sentido de que ahora la Argentina está en condiciones de ponerse de pie, diciendo que “cuando sos el piloto en medio de la tormenta y no tenés despejado el panorama, sabés que querés llegar a un lugar, pero no cómo lo vas a poder hacer. Entonces, lo que el Presidente de la Nación hizo fue poder despejar los nubarrones para poder llevarnos a este sendero de la producción, ya que ahora sabemos cuánto vamos a necesitar de nuestro presupuesto para pagarles a los acreedores”.

En este punto, cargó contra “la irresponsabilidad de los opositores”, ya que fueron quienes “nos llevaron a esta situación de endeudamiento y que ahora nos quieren correr el arco. Nos pedían que hagamos el gol, que renegociemos la deuda, pero nos decían que no sabíamos cómo hacerlo y resulta que Alberto lo demostró, ya que ahorró 33 mil millones de dólares en este proceso de negociación. Efectivamente, la gestión se mide por los resultados”.

Opositores a silencio

“El Presidente les demostró que era capaz de solucionar esta deuda heredada y ahora le dicen que no tiene un plan económico. ¡Por favor! Por lo menos un par de días llámense al silencio”, demandó Fernández Patri.

Consultado sobre qué significa este acuerdo para el común de las personas, expuso que “se estabilizan las variables macroeconómicas”, ejemplificando que “el dólar va a bajar y los precios se van a estabilizar, con lo cual cuando vamos al súper o a la farmacia podremos comprar las cosas y los medicamentos a valores más razonables”.

“Esto ayuda al pueblo argentino, sin dudas, y al Estado Nacional a que se descomprima de gastos, con lo cual ahora va a disponer de fondos para que lleguen obras públicas al interior del país, para robustecer el sistema de salud y la educación, para invertir en ciencia y tecnología y para que haya más ayuda social y créditos a tasa cero”, recalcó el diputado del FdT-Formosa.

Para finalizar, reiteró que “esta excelente noticia que nos ha dado el Gobierno Nacional nos atañe al conjunto de los argentinos, en medio de una de las principales crisis económicas heredadas y en el marco también de la pandemia mundial del COVID-19”.