Compartir

El diputado nacional justicialista por Formosa y miembro de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Ramiro Fernández Patri, brindó detalles a AGENFOR sobre el proyecto de Ley del Presupuesto 2021 y destacó que es el primero del país en contar con perspectiva de género.

“Recordemos que durante el año 2020 no hemos tenido presupuesto, Alberto Fernández comenzó su gestión con la deuda externa heredada y hace pocos días se llegó a un acuerdo con los acreedores externos, por lo que ahora estamos en condiciones de saber cuánto se tiene que pagar de deuda y cuánto se va disponer de los recursos del Estado para brindar los servicios”, comenzó el diputado.

En este sentido, explicó que se han reunido con la Comisión de Presupuesto y Hacienda para establecer los ejes principales de la reconstrucción, en los que se destacan proteger a los sectores vulnerables, generar empleo, fortalecer el sistema de salud y de educación, realizar una inversión real en género y diversidad, incentivar la producción, priorizar el mercado interno y generar exportaciones. 

“Uno de los principios fundamentales del proyecto es la estabilización macroeconómica que se logrará con el impulso a la recuperación económica, basado en un esquema de política fiscal expansiva y un Estado que cumple un rol fundamental para proteger a los sectores más vulnerables, además incentivar el mercado interno y potenciar un crecimiento de la producción y de las exportaciones. Es decir, que los ingresos que tenga el Estado estén relacionados con los egresos y lograr el menor déficit fiscal. Que gastemos lo que realmente recaudamos, siempre teniendo como premisa central el crecimiento económico con inclusión social”, subrayó Fernández Patri.

Por otra parte, advirtió que se requerirá de un esfuerzo consistente para lograr un equilibrio fiscal compatible con un crecimiento inclusivo y que impacte menos en las clases populares.

Señaló que el presupuesto 2021 tiene estimaciones y que en ese sentido, “se prevé una inflación del 28% anual, es decir que a diciembre del 2021 lleguemos a ese número; el dólar tiene una relación con la inflación porque está proyectado a 101 pesos por dólar al 31 de diciembre del 2021”. 

El legislador manifestó que los objetivos estructurales del Gobierno nacional se basan en construir un modelo de desarrollo sustentable en términos económicos, sociales y políticos que reúna en simultáneo 5 condiciones estructurales, inclusión, dinamismo, estabilidad, federalismo y soberanía.

Mientras que el déficit primario objetivo del PBI es del 4,5% y apunta en un nivel a garantizar una recuperación sostenible de la actividad y el empleo, como también un fortalecimiento de la inversión pública en áreas estratégicas.

Al respecto de las prioridades estratégicas mencionadas al principio, como la reactivación productiva, la generación de empleo, el apuntalamiento de las capacidades de innovación de las y los argentinos, el fortalecimiento de la educación y la salud, y que por primera vez en la historia argentina se incorpore la perspectiva género y diversidad, detalló que “las mismas se reflejan en 6 pilares de nuestra política de inversión pública; la Infraestructura productiva y social, la innovación y desarrollo, la salud pública, la educación y conectividad, la inclusión social activa; y la perspectiva de género y diversidad para cerrar las brechas de desigualdad y definir políticas realmente inclusivas y diversas”.

Puntualizó en que la infraestructura volverá a ser un motor de la economía y que la generación de empleo y competitividad de las empresas argentinas serán tomadas con criterio inclusivo y federal, por lo que se duplicará la inversión real en infraestructura productiva y social respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $835.000 millones o 2,2% del PBI.

En lo que respecta a la innovación y desarrollo la idea es que las políticas productivas generen mayor capacidad de oferta agregada futura y para ello será crucial apoyar financieramente las empresas en esta etapa de recuperación y de un necesario cambio estructural, especialmente de todo el entramado PyMe y que, en la misma línea, se recuperará el valor del sistema científico tecnológico.

En tanto que, “en el 2021 se incrementará en un 160% la inversión real en innovación y desarrollo respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $187.000 millones o 0,5% del PBI que permitirá sostener el nivel de gasto real extraordinario de 2020”.

Sobre la salud pública, Fernández Patri resaltó que la pandemia de coronavirus ha hecho más visible la necesidad de contar con un sistema de salud nacional, federal e inclusivo, por lo que fue fundamental recuperar el Ministerio de Salud, “ahora consolidaremos el fortalecimiento de la salud pública argentina a partir de un plan de inversiones integral que incluirá el financiamiento de la vacuna contra el COVID-19 y pondrá especial atención en los sectores más vulnerables de nuestra sociedad”.

Agregó que en el 2021, se incrementará en un 49% la inversión real en Salud Pública respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $199.000 millones o 0,5% del PBI.

El proyecto prevé para la educación y conectividad un camino paulatino y prudente para “volver a cumplir la Ley de Financiamiento Educativo que busca llevar la inversión en educación nacional y provincial al 6% del PBI (cumplida por última vez en 2015) y volver a poner en valor a la educación pública argentina”, por lo que el año entrante se incrementará en un 11% la inversión real en educación y conectividad respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $483.000 millones o 1,3% del PBI.

El diputado justicialista ahondó en otra de las aristas, la inclusión social activa, ya que habrá que mitigar los efectos sociales de la crisis 2018-19 y de la pandemia COVID-19, por lo que “en 2021 se dará un salto de valor en la política de inclusión social gracias a una consolidación de las transferencias a los sectores más vulnerables y la construcción de puentes con el mercado de trabajo, en 2021 incrementaremos en un 49,5% la inversión real en Inclusión Social Activa respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $270.000 millones o 0,7% del PBI”.

Además, puso en relieve la importancia de contar con un presupuesto con perspectiva de género, “en 2021, incrementaremos en casi 1.350% la inversión real en Género y Diversidad respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $6.205 millones”.

COVID-19: Tomar conciencia

Por otra parte y sobre el final, Fernández Patri aseguró que “como expresó el gobernador Gildo Insfrán, hoy la salud es la prioridad, la vida es la prioridad y luego de ello vienen las libertades o la capacidad de generación de actividades económicas”, e instó a respetar las medidas sanitarias establecidas por el coronavirus en todo el país, ya que sin ellas, “los números hubiesen sido mucho peor”.