Compartir

El diputado nacional de Formosa Ramiro Fernández Patri puso en valor la decisión de la gestión del gobernador Gildo Insfrán de desembolsar $660 millones del Tesoro Provincial para sostener los subsidios eliminados por la Nación, como el de la energía eléctrica y el transporte urbano de pasajeros. 

“Son contadas las ocasiones donde uno encuentra un Estado provincial tan presente como el de Formosa, sobre todo en lo que es equilibrar los sectores sociales dentro de una comunidad, algunas provincias no porque no tengan la convicción, sino porque se encuentran endeudadas y no tienen la libertad financiera que tiene la nuestra, desde el Gobierno del doctor Insfrán, que hace 16 años que tiene superávit fiscal, sin deuda pública, más la austeridad en las cuentas”, subrayó el legislador.

Puso de relieve que “a Formosa no es que le sobran recursos, sino que ha sabido vivir con lo que tiene. Ha sabido redistribuir y eso tiene que ver con que no se advierten tantas diferencias entre los sectores más pudientes y los de mayores necesidades, como por ahí sucede en provincias vecinas”.

En esa línea, destacó la “clara visión” del gobernador Insfrán, quien “en los momentos más difíciles que tuvimos los argentinos, en especial en este año, cuando el Gobierno Nacional entendió que los servicios públicos no eran un bien social, sino económico y que lo tenían que tener sólo aquellos que tenían la capacidad de pago”.

En contraposición, “nosotros desde nuestra concepción justicialista entendemos que la posibilidad de adquirir la energía eléctrica o un pasaje en colectivo es un medio para un fin, no un fin en sí mismo”.

“Tener la energía eléctrica es poder tener una mayor capacidad y desarrollo en el hogar, pero también para la producción; es un medio para generar empleo, por lo tanto consideramos que es necesaria la intervención del Estado subsidiando algunos servicios públicos, como teníamos en el caso de la energía eléctrica, el gas, el agua y también para el transporte público, ya que eso hace que hoy en Formosa el usuario esté pagando un boleto de $20 y no se haya disparado a $40 como iba a ser si el gobernador Insfrán no tomaba esta decisión de acompañar al Municipio capitalino con este subsidio de $15 millones”, remarcó.

Además “son $40 millones para la energía eléctrica que llega a la tarifa social a más de 62 mil familias por mes”, es decir, se trata de “$55 millones mensuales que entre los dos servicios pone el Gobierno provincial”.

“Si a eso lo multiplicamos por doce dan los $660 millones del Tesoro Provincial durante todo el 2019 que ha destinado a estos dos servicios”, enfatizó Fernández Patri.