Compartir

El funcionario, además, negó categóricamente que el IASEP reduzca la cantidad de prestaciones médicas a sus afiliados.

El jefe de Gabinete de Ministros de Formosa, doctor Antonio Ferreira, salió al cruce de acusaciones de dirigentes políticos de la oposición y de algunas notas periodísticas falsas respecto a una posible disminución de las prestaciones médicas del IASEP hacia sus afiliados.

“Niego categóricamente las mentiras inescrupulosas por parte de algunos políticos que intentan confundir a la sociedad diciendo que el IASEP disminuirá las prestaciones médicas hacia sus afiliados y que tampoco podrán ser atendidos en los hospitales y sanatorios privados”, sostuvo el funcionario.

Y agregó que “muy al contrario, con el acuerdo firmado entre la provincia y la obra social para la utilización del Hospital Interdistrital Evita lo que se hace es ampliar la posibilidad de atenciones de primer nivel en Formosa sin que esto signifique que el sector privado no pueda seguir trabajando como lo hace hasta ahora”.

En ese sentido, Ferreira manifestó que “llama mucho la atención la fuerte campaña política de las últimas horas intentando confundir al afiliado de IASEP y a la sociedad, ya que la posibilidad de acceder a un hospital con equipamiento moderno como el Interdistrital Evita lo ubica como uno de los más importantes y no está bajo ningún punto de vista por debajo de los hospitales y sanatorios privados que existen hoy en Formosa”.

Además, el jefe de Gabinete negó que los aranceles que perciben los prestadores por parte de la obra social de los empleados públicos formoseños sea la más baja de la región respecto a otras provinciales como lo afirmaron algunos profesionales vinculados a la oposición formoseña.

 “No creo que sea casualidad que una de las profesionales que está llevando adelante una campaña de confusión y datos equivocados tenga vinculación familiar con uno de los principales candidatos de la oposición usando nuevamente a la salud para hacer política”, expresó.

Y manifestó: “También me llama la atención que muchos de los que hoy se muestran preocupados ante la sociedad por el acuerdo para usar el Hospital Interdistrital Evita, no cuenten su experiencia propia que, ante situaciones delicadas de salud, hayan preferido usar ese y otros hospitales públicos de Formosa descartando las del sector privado cuando podían acceder sin inconvenientes a cualquier clínica de la ciudad”.

“Esta doble moral deja en claro que no son declaraciones inocentes y no corresponden a una preocupación genuina por el formoseño sino responde a un interés mezquino de coyuntura electoral”, concluyó Ferreira.