Compartir

El Día Nacional de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes es un día de celebración por los avances conseguidos en nuestro país, pero sobre todo es un día para llamar la atención, dar a conocer los derechos de las infancias y sensibilizar a la comunidad en general de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo.

En ese marco, la Dirección de Niñez y Adolescencia del Ministerio de la Comunidad decidió festejar este acontecimiento tan importante, con un agasajo en el que niños, niñas y adolescentes fueron los propios protagonistas.

Al respecto, su director, Robert Iván Medina Patiño expresó “celebrar los 32 años de la incorporación a nuestro plexo normativo nacional de la convención de los derechos del niño, es importante y trascendente, porque nos permite reconocer hoy a nuestros niños como sujetos de derecho”.

Consultado por los festejos que se estaban llevando a cabo manifestó, “estamos homenajeándolos justamente en el Espacio de Promoción de Derechos Evita, y decidimos hacerlo con una jornada recreativa para chicos y chicas de las residencias socioeducativas, quienes tienen los mismos derechos que los demás, e invitamos a otras dependencias del Ministerio a participar”.

La jornada no sólo contó con juegos, actividades deportivas, música, baile y refrigerio, sino que además se visibilizó en todo momento cuáles son los derechos de los que deben gozar las infancias y adolescencias.

Es así que algunos de ellos como el derecho a la educación, la identidad, la igualdad, la alimentación, el juego y la recreación, estuvieron representados y recreados en distintos stands dispuestos por cada una de las residencias socioeducativas dependientes de la cartera social.

Por su parte, Carlos Stapple, regente de la residencia socioeducativa de niñas “Dr. Luis Gutnisky“, refirió que “a partir de la ley 23.849 tuvimos un cambio de mentalidad, gracias a eso hoy celebramos percibir a un niño o niña como sujeto de derecho y todo nuestro quehacer diario, a toda hora, se aboca a defender esos derechos”.  

“Desde las residencias permanentemente realizamos actividades con la comunidad y hoy una vez más chicos y chicas que por cuestiones particulares se encuentran institucionalizados, están socializando, haciendo amigos y ejerciendo su derecho a divertirse” finalizó.