Finalizó el aislamiento obligatorio en el Albergue Evita para el colectivo que llegó de Córdoba

Compartir

Este sábado, terminó la cuarentena obligatoria para los 60 formoseños y formoseñas residentes en Córdoba que regresaron a la provincia y debieron cumplir el periodo de aislamiento en el Albergue Evita, uno de los centros preventivos que disputo el gobierno provincial para tal fin.

La mayoría de las personas que formaban parte del contingente eran estudiantes universitarios, por lo cual, al mediodía del sábado fueron esperados por sus familias en el ingreso del albergue para el reencuentro.

Alicia, una de las madres que aguardó por su hijo en las inmediaciones del complejo, declaró: “Estamos esperando hace bastante este momento. Muchísimas gracias a todos, al Gobierno, a las personas que fueron parte de todo esto por la contención que les dieron a los chicos”.

Por su parte, Nicolás Torres, uno de los estudiantes que cumplió los 14 días de aislamiento, relató: “Nos agruparon entre chicos, así que fue fácil, nos entendimos entre todos, sin peleas ni discusiones, pasaron volando estos días”.

Y agregó: “Fue inesperado pero si nos atienden como nos atendieron acá, lo haría otra vez”.

Por otro lado, Ángela Medina, madre de otro estudiante, sostuvo que “fue una experiencia única, como la pandemia en sí. Al principio, los padres teníamos mucha angustia e incertidumbre pero con el transcurrir de los días nos dimos cuenta de que los chicos estaban muy bien cuidados y asistidos”.

Y remarcó: “No tenemos más que palabras de agradecimiento a quienes hicieron posibles esta nueva experiencia para ellos, al Gobierno de la provincia de Formosa, a los encargados del local, a la subcomisaria Vanesa Hauff que estuvo a cargo de la seguridad”.

En esa línea, su hijo, Lucas Zanello, fundamentó: “Conocimos nuevas personas, no llegamos a tener una amistad pero sí un rango de confianza bastante alto con algunos. Estoy agradecido con Vanesa (Hauff) y los demás oficiales y suboficiales al mando”.

Griselda Saldarini, también es una madre que fue a reencontrarse con su hijo y se mostró agradecida con las autoridades y los responsables de la gestión en el lugar. “Estamos muy agradecidos como padres por la posibilidad de volver a tener a nuestros hijos con nosotros; es muy importante, sanos bien y salieron felices y contentos. Fue un aprendizaje para ellos y para la familia”, indicó.

A su turno, Mauricio Ledesma, otro joven que regresó de Córdoba, contó: “Nos atendieron de 10, nos daban las cuatro comidas, adentro jugábamos al truco, a la pelota, a la mancha escondida y todo lo que se podía inventar lo hacíamos”.

“Yo me quería quedar 14 días más”, bromeó.

Luego del reencuentro emotivo, uno de los progenitores, Gustavo, entregó una nota de agradecimiento a la subcomisaria Vanesa Hauff y a su equipo de trabajo, de parte de todo el grupo de padres con hijos residentes en Córdoba.

“Por la contención, la gestión, nos sentimos muy tranquilos muy contentos, los chicos la pasaron bastante bien y nos transmitió en todo momento tranquilidad respecto a la permanencia de ellos en el Albergue”, argumentó el padre.

Por su parte, la subcomisaria Hauff, agradeció el acompañamiento de los padres y las madres y remarcó que “sin su ayuda no saldría de 10, como salió”.

Y expuso: “Se encariñaron todos conmigo, me abrazaron, inclusive algunos no quieren que rompa el vínculo y eso me pone muy contenta, porque di lo mejor para todos los chicos con mi equipo de trabajo. Me pone contenta que salieron felices”.

“Sus hijos son excelentes, se nota la educación que viene de la casa, estoy muy contenta que pasaron bien estos 14 días. El acompañamiento de ustedes fue lo que me dio fortaleza para estar con ellos”, reiteró.

También, Hauff anticipó que aguarda “órdenes” sobre un nuevo contingente que deba cumplir este tipo de aislamiento obligatorio.