Compartir

El subsecretario de Economía Social de la provincia, Ricardo Fischer, se reunió con el nuevo titular del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social de la Nación, Mario Cafiero y el Coordinador Federal de las provincias, Carlos Cleri.

Durante el encuentro, que duró más de dos horas, conversaron acerca de la situación de las cooperativas en las provincias y se mostraron dispuestos a que participen dentro de las políticas públicas de cooperativas y mutuales, pero con un énfasis particular en el asociativismo.

“En mi caso estoy en esta área desde el 2003 con la gestión del Dr. Insfrán, por lo tanto tenemos una vasta experiencia de la que ellos querían nutrirse, en materia de fomento de cooperativismo y mutualismo y como a través de las cooperativas se generan puestos de trabajo para la gente pueda trabajar en distintas áreas”, explicó Fischer.

En Formosa capital existen más de cincuenta cooperativas como también en todos los municipios del interior. Hubo algunas creadas con el Fondo Sojero que ahora están “en stand by”, además de las cincuenta y dos cooperativas ladrilleras y los consorcios madereros.

También, en la reunión se tocó el tema del PAIPPA, con el reconocimiento al actual ministro de agricultura Luis Basterra, que “fue una pieza fundamental mientras estuvo a cargo de la cartera en la provincia”.

“Estuvimos estos cuatro años totalmente relegados, no porque el antiguo presidente del INAE no nos haya recibido, pero la política que aplicaba el presidente respecto al cooperativismo era de hacer desaparecer a la economía social, porque es el contra frente del capitalismo, ahí no existe el dueño del dinero sino que somos todos los socios de la cooperativa y ellos apuntan al liberalismo y para ellos la cooperativa obviamente era una molestia”, manifestó el funcionario.

Entre las cuestiones a trabajar y modificar desde el INAES para agilizar el funcionamiento de las cooperativas, está la del tiempo de sesenta días para sacar las matrículas, que antes tardaban entre un año y un año y medio.

Además, el acceso de los organismos locales a los expedientes, porque “en la gestión Macri no podíamos acceder al INAES, ellos le mandaban la clave a la cooperativa y algunas en el interior, que queda en una calle sin número es imposible que pueda tener”. La idea es que ahora puedan acceder para colaborar con el organismo.

Por otro lado, se pensó un esquema de recuperación del cooperativismo,  para que se arranque con un monotributo cero, después pasar al monotributo social y cuando la capacidad económica les permita, hacerse monitributistas normales.

“Hasta el año 2015 cuando Cristina dejo la presidencia, teníamos el monotributo común que tenía un costo normal; el monotributo social que el Estado se hacía cargo de una gran parte de esto, en ese momento salía 115 pesos, hoy 600, con una serie de requisitos tenias los beneficios de un monotributista común y un tercer monotributo que era rural de costo cero, el productor agropecuario no pagaba un peso y nosotros habíamos incorporado a los del PAIPPA con sus familias ahí”, argumentó.

Y siguió: “El gobierno de Macri lo sacó, porque el monotributo era costo cero para la gente pero lo pagaba el Estado para fomentar ese trabajo. Ellos están interesados en esto porque es imposible para una cooperativa que arranca hoy”.

En ese sentido, expuso que el monotributo sale 1980 pesos que la AFIP exigía para inscribir la cooperativa, es decir, “que una persona que se junta con otras diez, quince, tenía que arrancar pagando dos mil pesos por mes y no había empezado a trabajar”.

“La idea es que sea progresivo”, aseguró Fischer.

Y agregó: “Nuestros ladrilleros con el gobierno de Cristina se los había incluido en el monotributo agropecuario, tenían costo cero y también se habló de volver a eso”.

Por último, Fischer resaltó que la intención del organismo nacional es que vuelvan las políticas que “favorecieron a la gente, y ellos van a trabajar con las provincias para que ocurra”.

“Le contamos a Cafiero como acá a través del PAIPPA los productores se agruparon en consorcios y proveen para que el Estado de de comer a las de quince mil familias con cajas de alimentos dos veces por mes”, relató.

Y concluyó: “Lo dijo Katopodis, cuando vienen se sorprende de las políticas que se implementaron acá y como sobrellevamos la crisis y ahora vamos a tratar de salir de esto y empezar a crecer porque caímos mucho con el gobierno de Macri”.