Compartir

En los talleres del programa provincial están abocados a la confección de uniformes para la Policía y el personal de salud, hombres y mujeres esenciales en la lucha contra el COVID-19.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus el programa FONTEX viene cumpliendo un rol importante en la confección de indumentaria y elementos de bioseguridad para el personal de salud y policial, dos de los sectores esenciales en este contexto de emergencia.

En ese sentido, el coordinador ejecutivo de FONTEX, Néstor Sosa, informó que este lunes se hizo una nueva entrega uniformes a la Policía de la provincia. Se trata de 1200 mangas largas de fajina, 1100 pantalones y 200 camisas mangas largas,  tratándose de indumentaria que utilizan los uniformados de forma intensa en las tareas de control que se hacen en las calles y rutas del territorio provincial.

Explicó que en el taller hay un grupo especial de costureras que se dedica a la confección de los uniformes policiales, de esa manera se tiene en cuenta cuáles son las necesidades que presenta la fuerza de seguridad y se trata de responder con la mejor calidad en cuanto a los materiales. “Hay un equipo de diseño que en forma conjunta con la Policía se relaciona y escucha los requerimientos que ellos realizan y así vamos cumpliendo con los pedidos”, señaló.

De esta forma, desde el Gobierno Provincial se continúa equipando al personal de seguridad, que hoy es parte de la primera línea de batalla contra el COVID-19.