Fontex entregó 500 mamelucos al sistema de salud de la provincia

Compartir


El Programa de Desarrollo Productivo Industrial del Sector Textil de Formosa (FONTEX) ya entregó 500 mamelucos al sistema de salud provincial, además de 50 mil barbijos sociales y 20 mil barbijos tricapa para médicos. De esta forma el sector textil también colabora en la preparación de la provincia ante la Pandemia de Coronavirus.
Los mamelucos, son realizados en tyvek, un material ligero, flexible, resistente al agua, a los productos químicos, a la abrasión, al desgaste y poseen las costuras selladas con una cinta de similares características.
El subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza y el coordinador del Fontex Néstor Sosa señalaron que la producción tradicional de Fontex, que eran uniformes de trabajo, policiales, sábanas para hospitales, se adaptó rápidamente a la crisis sanitaria mundial y capacitó a sus talleristas, con nuevas prendas y protocolos de trabajo.
“En el caso de los mamelucos, nos reunimos con médicos del Hospital de Alta Complejidad, nos dieron un modelo de una marca reconocida, conseguimos la tela, hicimos un primer modelo, lo presentamos y salió este producto que es muy bueno, de calidad. Incluso cuando visitaron el HAC los médicos del Instituto Malbrán, tuvieron una buena impresión sobre la calidad del producto” señalaron ambos funcionarios.


Actualmente, el taller de Fontex produce el mameluco y el camisolín con tela tyvek, cuyo proceso es bastante engorroso, a lo que se suman camisolines descartables, botitas, cofias, que se hacen en las cooperativas, que actualmente trabajan con dos personas por taller.
“Adaptándonos a estos nuevos tiempos, día de por medio, hacemos controles en los talleres, de que estén cumpliendo su protocolo. Le entregamos un video de producción de las prendas y además colocamos las máquinas respetando el espacio entre ellas, en el taller no se come, tampoco se comparten bebidas, porque están produciendo productos que luego será utilizados por médicos y enfermeros” señalaron.
“Hay que destacar la decisión política en el año 2011 de poner en marcha este programa y hoy, con una capacitación específica sobre estos productos, nos adaptamos a esta emergencia” resaltó Cosenza.
“Tenemos agilidad, experiencia, cuando salimos los primeros días a publicar que íbamos a trabajar con estos productos, nos llamaron desde Río del Fuego, Córdoba, para que los proveamos de barbijos, por supuesto que es imposible, porque trabajamos exclusivamente para la provincia de Formosa” destacaron.