Compartir

El Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián” anunció que la provincia de Formosa adhirió al último Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 494/21 del Poder Ejecutivo Nacional (PEN).

A través del mismo se actualizan las medidas de cuidado de la salud pública y los parámetros epidemiológicos en el marco de la emergencia pública por la pandemia del COVID-19.

Teniendo en cuenta la evolución de los indicadores sanitarios en el territorio provincial, el Consejo que preside el gobernador Gildo Insfrán resolvió adherir a lo dispuesto por el DNU nacional, ratificando las medidas sanitarias actualmente vigentes en la provincia de Formosa.

A su vez, desde el organismo se resaltó el “gran esfuerzo” realizado en el último mes en el marco de la lucha contra la pandemia, que “nos permitió superar los brotes de contagios que se habían iniciado en marzo y que generaron más de 59 mil casos de COVID-19 y más de 1000 fallecimientos por esta enfermedad en toda la provincia”.

“El esfuerzo realizado valió la pena”, fue subrayado, ya que posibilitó “mejorar todos los indicadores sanitarios, priorizando siempre la salud y la vida de la población”.

Con ello, “pudimos retomar el camino hacia la nueva normalidad, con habilitaciones progresivas en todos los ámbitos de la vida social y la actividad productiva y comercial”.

No obstante, se advirtió que “la variante Delta, con su altísima capacidad de contagio y daño, pone en riesgo los logros que hemos alcanzado por su amenaza a la salud pública, tal como ya lo vemos en otros países del mundo”.

Teniendo en cuenta que esta variante ya está presente en el país y en la región, se insistió en la importancia de “ser muy responsables en el cumplimiento de los cuidados preventivos y las medidas sanitarias vigentes para cuidar lo que hemos logrado hasta este momento”, a los fines de “seguir avanzando de manera segura hacia la nueva normalidad que estamos alcanzando progresivamente”.