Formosa albergo “cumbre” NEA-Litoral sobre dificultades en planes habitacionales

Compartir

Los escenarios comunes en cuanto a las dificultades acentuadas en poder avanzar en los planes de viviendas proyectadas, reunió este viernes en Formosa a los responsables de los organismos habitacionales de las cinco provincias del NEA-Litoral. En el seno de esta “cumbre” se aunaron criterios a fin de insistir reclamos a la esfera nacional a partir de que la próxima semana se reúne el Consejo Federal de la Vivienda que reúne a responsables de la secretaria de Viviendas y de la subsecretaria de Hábitat de la Nación y de los organismos habitacionales de todas las regiones del país.

Junto al anfitrión titular del IPV, Marcelo Ugelli, estuvieron el

presidente del Instituto Autárquico de Planeamiento Habitacional de  Entre Ríos, Alfredo Francolini, el presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano del Chaco, Hugo Acevedo, el interventor del Instituto de Vivienda de Corrientes, Bernardo Rodríguez y el presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional de Misiones, Santiago Ros.

El entrerriano Francolini expuso al término de la reunión que fue coincidente que “estamos todos muy preocupados por la política habitacional nacional”, comentando que durante el encuentro en esta ciudad  expusieron “problemas en comunes y también todo lo que contribuya a mecanismos tendientes a llevar soluciones a nuestras jurisdicciones”.”

Expuso en su caso que tenemos un creciente déficit habitacional, acentuado porque cada vez tenemos menos aprobación de planes de viviendas por la parte de la secretaria nacional competente, y es algo que debe revertirse”

Por su parte, el administrador del IPV formoseño, Marcelo Ugelli, dijo inicialmente que celebraron que se haya desmentido desde las más altas autoridades nacionales los trascendidos acerca de que nación quitaría el manejo de los recursos para obras habitacionales a las provincias.

De todos modos expuso la “creciente preocupación de todos por igual en el retraso en el envío de fondos que impide retomar el ritmo de obra necesario que dinamicen los avances y sobre todo reactive el importante sector laboral directo e indirecto que genera el sector de la construcción”.

Asimismo expuso que “otra situación que genera inquietud estuvo relacionado a quienes alientan desde el gobierno nacional la importación de  viviendas prefabricadas de China, que atenta directamente contra nuestras economías regionales”.

“Sera un tremendo perjuicio a nuestras pequeñas industrias, como ladrilleros y madereros, a quienes priorizamos en la compra de sus producciones para las obras publicas, además del directo impacto a muchísima mano de obra de los obreros de la construcción”, expuso.

Otro aspecto conversado a partir del común denominador en cada provincia, tuvo que ver en la necesidad de que el estado nacional viabilice ante la marcada dilación los nuevos proyectos de obras presentados y que siguen sin tener respuesta. “Junto al Chaco por ejemplo tenemos sin avance proyectos de viviendas en la modalidad aborigen”, sostuvo Ugelli.

Precios desfasados

También se analizo la “necesidad de que se ajusten las recomposiciones de precios. Es que otro de los problemas son los precios desfasados a partir del cambio de gobierno y las nuevas políticas que generaron una inflación del 40% hizo que se produjera un desequilibrio en la ecuación económica-financiera que rige en el metro cuadrado de la construcción de las viviendas”.

“Estamos con viviendas en ejecución que fueron licitadas a $6800 el metro cuadrado cuando fue fijado en marzo del año pasado un valor para el NEA de $13200 el metro cuadrado y de $12800 el metro cuadrado financiable de acuerdo al modelo nuestro”, cuantifico, para añadir que “esta situación genero que no se pudiera cumplir con el avance de obras, más allá de que la provincia inyecto algunos recursos propios, de todos modos el año pasado el ritmo de avance rondo en un 30 a 40 por ciento”.

“Es una incógnita”, fue la respuesta de Ugelli al responder la consulta acerca del grado de seguridad de recibir los fondos  asignados desde nación. Expuso que “el año pasado reconveníamos la ejecución de 1310 viviendas, pero luego nos dijeron que eran solo 600, pero hasta la fecha siguen sin llegar los fondos para este número final asignado que de por si es mucho menor a lo acordado”.