Foto de archivo
Compartir

Comenzó este viernes un nuevo operativo para repatriar argentinos varados en Paraguay por la pandemia de coronavirus. El ministro de Gobierno, Seguridad y Justicia, Jorge Abel González, brindó detalles de cómo se lleva a cabo el mismo y cuál es el rol que desempeña la provincia.

Durante una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, el titular de la cartera de seguridad explicó que es un trabajo que coordinaron con la Embajada Argentina y el Consulado Argentino en Paraguay.

Se trata de dos contingentes, de 83 vehículos que ingresaron este viernes y 60 que lo harán este sábado. En total serían aproximadamente 280 personas y ninguna es oriunda de Formosa.

“Ya habíamos hecho el operativo de repatriación de formoseños que estaban en Paraguay, un operativo específico para nuestra provincia es el que se realizó. Todavía quedan formoseños en el Paraguay que vamos a organizar cuando habilitemos el ingreso a la provincia nuevamente”, indicó el ministro.

Además, el funcionario público expuso que este ingreso estuvo demorado porque, “si bien nosotros dimos luz verde para la organización del tránsito por nuestro territorio”, las autoridades de las demás provincias establecieron restricciones de circulación a partir del brote de casos positivos de COVID en el país.  “Entonces, Migraciones del Ministerio del Interior tuvo que empezar a hacer el mismo trabajo con el resto de las provincias por donde debían pasar estos argentinos repatriados”, precisó el ministro.

En este sentido, González fundamentó que el paso por la provincia se efectúa de la siguiente manera: “Ingresan, se realizan los controles médicos, tenemos un túnel de desinfección que es propiedad del gobierno de la provincia que lo maneja la policía en el Centro Aduanero de Loyola. Las personas realizan los trámites de inmigraciones, aduana, ingresan a Argentina y se conforma un grupo de diez automóviles en Loyola”.

Y continuó: “Ellos son acompañados por Gendarmería o por policías hasta la estación de servicio que está en las cercanías de Fermín Rolóna. Allí pueden repostar el combustible, cuando se conforma otro grupo de diez automóviles hacen exactamente lo mismo y ahí se conforma la cápsula de veinte vehículos que, con acompañamiento policial, realizan el trayecto desde Clorinda hasta Mansilla sin detenerse en ningún lugar de la provincia”.

En esa línea, el ministro señaló que dicha mecánica de trabajo fue consensuada con el Estado Nacional y que se replica en las otras provincias.

“No es el primer operativo que realizamos, lo hicimos en varias oportunidades, hemos tenido mucha presencia de repatriación de paraguayos que regresaban a su país e hicimos el mismo procedimiento. Con los paraguayos que ingresaron por Mansilla, hicimos la cápsula pero con el recorrido inverso hasta Loyola, siempre teniendo en cuenta la responsabilidad de la salud pública de todos los formoseños”, aseguró.

Detención del exintendente de Pirané

Por otro lado, y consultado por un periodista, el ministro González describió la situación que finalizó con la detención del e intendente de Pirané Juan Zaragoza y un conductor de un noticiero local, por incumplimiento del artículo 211 del Código Penal sobre el delito de “intimidación pública”.

“El jueves informamos del resultado negativo de la paciente de Pirané que había ido a consultar al hospital. Tras su ingreso al centro de salud de manera prácticamente inmediata empieza a recibir mensajes de parientes, amigos, vecinos, señalando que estaban anunciando por los medios que ella tenía COVID”, detalló.

Y agregó: “La verdad es que esta señora fue evaluada medicamente y la metieron dentro de un análisis de vigilancia intensificada porque no tenía nexo epidemiológico, esa situación particular en la búsqueda activa que tenemos, evidentemente trascendió y un medio de comunicación de cable de Pirané dio como positivo ese caso de coronavirus”.

En ese contexto, González relató que la mujer acusada de portar el virus, luego de ser atendida en el nosocomio, realizó una denuncia penal por sentirse agraviada en su persona, pero, “además de eso, en Pirané se generó una gran angustia por parte de la gente a partir de esa información brindada en los medios de comunicación”.

Ante esa situación, sostuvo que “se inició una causa judicial que permanece en el Juzgado de Instrucción, a cargo del doctor Caballero que está en trámite” y además que tienen entendido que el juez ya habría ordenado la supeditación de esta persona. “Estaban aguardando realizarle los exámenes pertinentes”, señaló.

“En definitiva, acá hay una responsabilidad de los medios de comunicación de informar con datos oficiales para generar una comunicación correcta a la población en una situación en la que los ánimos de las personas, están atentos y alertas”, remarcó González.

Y finalizó: “Aparentemente no lo habrían manejado de esa manera y esto generó esta situación por parte de la denuncia de esta persona afectada por sí, pero además porque ella fue protagonista de la angustia multiplicada que generó la afirmación de este medio de comunicación en Pirané”.