Compartir

Hugo Bay, subsecretario de Recursos Naturales de la provincia, informó los resultados de la Asamblea Ordinaria del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), en la que se designaron los representantes del consejo ante la Comisión Asesora Nacional (CAN), la implementación de la ley de educación ambiental y el Consejo Federal de Planificación y Ordenamiento Territorial (COFEPLAN).

En este sentido, celebró la aprobación de manera general de un proyecto de Ley de Presupuesto Mínimo para Evaluación de Impacto Ambiental, “en la que coincidimos 18 provincias”, mientras que Corrientes, Jujuy, Mendoza, la ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, rechazaron su creación, y La Pampa, estuvo ausente.

Finalmente, el “proyecto de Ley vinculado con la evaluación de impacto ambiental, será enviado al Congreso de la Nación”, contó Bay.

“El punto más debatido tuvo que ver con la creación de una Agencia Federal en la cual las provincias van a seguir teniendo la posibilidad de expresar su veto para obras interjurisdiccionales para las cuales exista la posibilidad de que la provincia logre imponer su punto de vista al estudio del impacto ambiental”, continuó.

Además, resaltó que “esto va ser un antes y un después, estamos construyendo un instrumento que va romper ciertos paradigmas y será una pieza fundamental para seguir consolidando la mirada federal que necesitamos en materia ambiental y para que Nación tenga la obligación de escuchar a las provincias y dotar los instrumentos financieros adecuados para que cada provincia pueda resguardar lo ambiental en su territorio”.

Sequía

Por otra parte, el subsecretario se refirió a la bajante extraordinaria del río Paraná, y marcó que “tiene que ver con problemas de la naturaleza”.

En este contexto, comentó que se “está trabajando mucho en la hidrovía” desde la Provincia, por lo que ahora “es el turno de las autoridadesambientales de trabajar en la evaluación ambiental en torno a la hidrovía” y que “estamos empapándonos en la situación real del problema extremo que están padeciendo nuestros ríos a causa de las escasas lluvias, es un momento de extrema sequedad e impacta enormemente en la cantidad de agua”.

“Hay que realizar un seguimiento permanente e iremos evaluando que cosas hay que hacer para que esta situación no nos perjudique tanto”, concluyó.