Formosa se mantiene sin aumento en la utilización de la Unidad de Terapia Intensiva

Compartir

Son datos alentadores pero la comunidad deber ser responsable y reforzar los cuidados para continuar así hasta lograr controlar la situación

El médico infectólogo Julián Bibolini, integrante del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, se refirió en la conferencia de prensa de este sábado 26 de junio a la disminución de utilización de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) en Formosa.

“Acompañando los datos de Nación, en donde se observa un descenso de utilización de la terapia intensiva, Formosa se mantiene sin aumento en los últimos tiempos” indicó en declaraciones recogidas por esta Agencia de Noticias Formoseña (Agenfor) refiriéndose al uso de UTI.

En este sentido especificó que son en total 122 pacientes los que requieren asistencia en esta área, destacando que de la ciudad de Clorinda actualmente solo una persona la necesita, siendo esto un descenso significativo, “alentándonos a poder controlar la situación” estimó.

Sin embargo, alertó que permanecemos en “riesgo alto” respecto a los contagios, ya que en Formosa se registran 900 casos por 100 mil habitantes en toda la provincia, siendo esto de alta incidencia en forma diaria, por lo tanto, el cuidado debe reforzarse en estos días, insistió.

La vacunación tiene un gran éxito, como en el resto del mundo, pero el repunte de los casos debido a las nuevas variantes, debe mantenernos “atentos y en alerta” solicitó el profesional.

Y avanzó en señalar que lo anterior no debe tomarse como una “mala noticia” sino que, frente a los datos alentadores registrados con las bajas de contagios, la comunidad de ser precavida y “no echar todo a la borda la ventaja que tenemos en la disminución de casos y la llegada cada vez más de vacunas”.

En este sentido consideró importante dar tiempo a que la mayoría de la población pueda vacunarse contra el coronavirus, así se logra un mejor impacto en las defensas de todas las personas que adquirirán sus dosis.

Además explicó sobre la contraindicación de la vacuna respecto a las alergias, precisando que aquellos ciudadanos que al aplicarse la primera dosis contra el COVID19 hubieran tenido una reacción alérgica a los componentes actuales de la vacuna, deben suspender la segunda, pero si las alergias no son graves, se pueden inocular sin ningún tipo de problemas.

Bibolini al finalizar aclaró que las vacunas actuales no son hechas con cepas del año anterior, por el contrario, las que se producen al día de hoy  no se componen por el coronavirus en su totalidad, sino que se adosan a otros virus, estimulando con éstos los anticuerpos de cada persona.

Y puntualizó en que todas las que se utilizan para inmunizar a la comunidad son eficaces frente a las nuevas variantes, ya que aún no hay estudios científicos que demuestren lo opuesto.