Compartir

La coordinación de Educación Rural dependiente del ministerio de Cultura y Educación, desarrolla diferentes acciones que fortalecen los procesos de inclusión y calidad educativa, en pos de una escolarización plena que garantiza las trayectorias escolares de sus educandos como sujetos plenos de derechos y responsabilidades ateniendo los saberes específicos de su población.

Una revisión constante de las prácticas, estrategias e iniciativas que potencian los procesos educativos y sus resultados, donde desde la función pedagógica y la escuela se brinda el acompañamiento necesario para el desarrollo integral como sujetos activos. De este modo, la Ley General de Educación de la Provincia de Formosa N° 1613, en el capítulo I, artículo 3°, Inciso W, establece que es obligación del Estado Provincial, garantizar la calidad y pertinencia de la Educación Rural, a través de estrategias que acompañen y respondan a las necesidades y particularidades de la comunidad educativa que habitan el suelo del ámbito rural.

Al respecto, la coordinadora de la Modalidad de Educación Rural, licenciada Marta Salinas dijo: “En la provincia de Formosa tenemos creados 174 Ciclos Secundarios Rurales los cuales en su mayoría tienen el trayecto completo, es decir, ese estudiante ahí donde vive hace toda su secundaria desde que ingresa en el primer año hasta que termina el sexto y egresa titulado, esa es nuestra función, el acompañamiento, sostenimiento para que estos jóvenes formoseños egresen con su título de la escuela secundaria. Los títulos que nosotros emitimos son Bachiller en Agro y Ambiente y también, Producción de Bienes y Servicios.

El acompañamiento que también se da es desde el Nivel Inicial, transitando por el primario y terminando en  la secundaria, apoyándolos en el aprendizaje a nuestros estudiantes y a todos nuestros docentes en ese contexto”.

Este servicio educativo, afianza su organización pedagógica ofreciendo oportunidades reales a niños y jóvenes que se forman en zonas rurales, diversificando y profundizando las relaciones entre estos y la población.

“Con los niveles Inicial y Primario, trabajamos la línea “Aprender con la familia y en la escuela”, la que tiene como propósito atender situaciones específicas de la Educación Rural, porque garantizamos la educación inicial donde sea que esté, en algunos lugares lo comparten con el primer ciclo de la educación primaria, donde asistimos a los docentes, brindándole el apoyo en cuanto a lo pedagógico, entregándoles materiales didácticos en forma digital e impresa.

A esta línea de acompañamiento también la llamamos comúnmente “Mochilitas”.  Además tenemos los centros multiniveles, la enseñanza integral  que comienza con inicial, transita el primario y culminan en nivel secundario, todos en un mismo edificio compartiendo y sosteniendo la trayectoria escolar del estudiante formoseño, con el fin de forjar realmente un proyecto de vida en ese estudiante con base en el desarrollo de la producción local, ese proyecto de vida que garantice ese arraigo de los jóvenes a la tierra, familia y comunidad con el objetivo de que lo que aprenda mejore su producción dándole un valor agregado”, sostuvo Salinas.