Compartir

En la comunidad Potrero Norte, situada a pocos kilómetros de la localidad de Palo Santo, se llevó adelante un operativo integral para reforzar de manera conjunta los numerosos servicios de salud gratuitos que se encuentran disponibles para los vecinos diariamente y a la vez vigilar de cerca la salud de niños y adultos.

Para ello, un equipo del hospital palosanteño se trasladó hasta el  lugar, donde a través del trabajo mancomunado con los profesionales y agentes que se desempeñan día a día en el centro de salud local,  dispusieron una amplia jornada de atenciones y otras prestaciones que beneficiaron a la salud de las familias.

De este modo, fueron concretadas atenciones desde diferentes especialidades (clínica médica, pediatría, nutrición, enfermería, odontología y obstetricia). Además se sumó la aplicación de vacunas, entrega de leche y medicamentos recetados, seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas y la promoción de hábitos sanos para cuidar la salud en general.

Como es habitual, el hincapié fue puesto en los bebés y niños de corta edad  quienes tuvieron un exhaustivo seguimiento. Así fueron cumplimentados los controles del niño sano con mediciones antropométricas (peso y altura), revisión del estado nutricional, evaluaciones de vista, oído y completos exámenes neuromotores.

Al respecto, los pediatras insistieron que es fundamental controlar periódicamente la salud de los niños, aunque no manifiesten patologías ni síntomas de estar enfermos. Y aclararon que “el control del niño sano” es una atención que se realiza con regularidad  para asegurar su buen crecimiento y “detectar tempranamente cualquier factor de riesgo o problema y que  el equipo de salud pueda intervenir con el tratamiento oportuno”.

Asimismo, fue efectuado el control y seguimiento de los niños con enfermedades crónicas, señalando que “ellos son la prioridad, son los que más necesitan recibir exámenes médicos planificados y estrictos de acuerdo a cada diagnóstico”. Esto permite darles a los pacientes y la familia lo necesario “para que puedan tener una mejor calidad de vida y que su estado de salud mejore día a día”, aseguraron.