Compartir

 “Más identidad, más inclusión” fue la temática debatida este lunes durante una jornada de sensibilización, la cual fue organizada por el gobierno provincial en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Fue en el salón del ICA y bajo la consigna: “El respeto a la dignidad de la persona es el fundamento para la libertad, la justicia y la paz en el mundo”, expuso la subsecretaria de Derechos Humanos, Sylvina Arauz.

Y lo analizado forma parte de la profundización de acciones enmarcadas en la incorporación de nuevos nombres, sobre todo los autóctonos-aborígenes,  al listado para los padres al momento de anotar a su bebe y que sirva como guía al Registro Civil y Capacidad de las Personas.

Arauz, dejó en claro que “siguiendo las directivas del gobernador Insfrán, de llegar con políticas públicas a todo el territorio provincial y a todos los formoseños que hayan nacido o han elegido estar en Formosa  estamos trabajando una política que es muy sensible para nosotros, que es justamente el derecho ala identidad”,  y sostuvo que se estuvo trabando específicamente “sobre la identidad de los pueblos originarios y la inscripción con nombres autóctonos”.

Al respecto remarcó  que resultaba “significativo trabajar con esa temática en  este día tan especial”aclarando que se contó precisamente  con la presencia de la directora del Registro Civil y el coordinador de Educación Intercultural  Bilingüe” a fin de coordinar políticas públicas  que garanticen el derecho a la identidad y la inscripción con nombres autóctonos en todo el territorio provincial de las comunidades originarias”.

Especificó que anteriormente la “Ley del nombre, que eran justamente leyes nacionales decían que tendrían que ser nombres autóctonos, pero castellanizados, con el tiempo las leyes fueron cambiando, pero las prácticas, no, ya que eso cuesta.”, remarcando que justamente se trata de políticas inclusivas que le permiten a los miembros delas comunidades originarias inscribir a sus hijos con nombres autóctonos,inclusive ancestrales.

En el mismo sentido, la directora del Registro civil, Mirta Retamozo,  ponderó la firme decisión en la “reivindicación al derecho a la identidad  ya que los pueblos aborígenes pueden ponerle a sus hijos el nombre que deseen a sus hijos ya que no existe ninguna limitación en relación al nombre”, lo que está amparado por políticas públicas tanto nacionales como provinciales y la modificación del Código Civil que también los resguarda.

Respecto a la denominada inscripción tardía en las comunidades indígenas explicó que existe el Decreto 222/18,mediante el cual se pueden inscribir a los ciudadanos sin interesar la edad que tengan  a través de una inscripción administrativa,evitándose de esta manera la judicialización.