Compartir

Dos aspectos salientes e idénticos a la temática de la homilía de un año atrás fue la del obispo José Vicente Conejero este martes en el oficio central conmemorativo a la Virgen del Carmen, Patrona de Formosa. El fuerte llamamiento  a la “defensa del don de la vida desde la concepción”, en clara postura contraria a la despenalización del aborto y, por otra parte, el nuevo paso para gestar el primer monasterio de las Hermanas Clarisas en nuestra ciudad

Luego de presidir la procesión con la imagen de Nuestra Señora del Carmen -por calles de la ciudad-, Madre y Patrona de la diócesis, ya en el oficio central frente a la Iglesia Catedral, el prelado presidio la misa central, donde se hizo el llamamiento a poner en práctica los valiosos enunciados de Jesús y María, sobre todo en estos tiempos nada fáciles que nos toca vivir, donde la política y la economía son aspectos de permanente discordia.

Dirigiéndose a los jóvenes, se refirió a dos temas que en este tiempo se elecciones darán que hablar: “La defensa de la vida y la familia según el designio y proyecto de Dios”, pidiendo que “por favor ni se le ocurra votar a quienes son defensores del aborto, de la eutanasia o que proponen la ideología de género como si fueran derechos humanos a alcanzar”.

Pidió que “Dios los perdone”, entendiendo que “o son del maligno o bien no saben y dicen lo que hacen”.

Advirtió que “a buen entendedor pocas palabras bastan. Para demagogos, charlatanes y engañadores, los lobos rapaces en el rebaño que nos alerta Jesús ya tenemos bastantes”.

Recordó que en la misma fecha del año pasado fueron presentadas  las hermanas clarisas que vinieron a fundar un monasterio de vida contemplativa en la ciudad, a la cual se sumo una joven formoseña, Gabriela Torales, con lo cual esa comunidad está integrada por ocho religiosas

Aludió al terreno cedido por el municipio cerca del club Sol de América para la edificación del monasterio ya fue limpiado y se han clavado las estacas demarcadoras, y la colecta de esa misa estaría destinada a la ayuda a esa edificación.