Fuertes acciones contra la vinchuca

Compartir

A lo largo del año, el ministerio de Desarrollo Humano provincial  lleva adelante en toda la provincia las múltiples actividades que forman parte de la fuerte campaña para prevenir el Chagas, enfermedad causada por el parásito trypanosoma cruzi, transmitido a través de la materia fecal de un insecto llamado vinchuca. Para evitarla requiere del compromiso de toda la comunidad.

Las labores preventivas son realizadas por equipos conformados por técnicos, brigadistas y agentes sanitarios. Se acentúan en la zona oeste del territorio provincial, teniendo en cuenta que el insecto vector prefiere para su hábitat las condiciones de clima característico de la región, como también las áreas rurales y peri urbanas.

Paso a paso

“Armamos varios grupos para organizar el trabajo y visitamos casa por casa por medio de recorridas programadas en las diferentes localidades, pueblos, parajes y comunidades. En cada una, en primer lugar se hace la numeración y marcación de las viviendas, luego se hace la revisión para detectar las marcas que deja la vinchuca cuando ronda, que generalmente son hilos de materia fecal en las paredes”, explicaron en detalle los operadores sanitarios a cargo.

Seguidamente “si se detectan estas señales” –comentaron- se procede a lo que “llamamos ataque químico, que son las fumigaciones tanto en el interior (techos, paredes y piso)  como en el exterior de la vivienda. Se esperan unos minutos que haga efecto el insecticida y si comprobamos la presencia de vinchucas, hacemos lo que denominamos “despulgue” que es mover todos los muebles, objetos e inclusive las ropas y se repite la fumigación para eliminar al insecto”.

El insecticida utilizado es de “efecto residual, actúa por varios meses”, indicaron. Al tiempo describieron que la fumigación también se hace efectiva en los patios y alrededores de la casa “especialmente en los corrales y gallineros por ejemplo, si cuentan con estos lugares porque allí se aloja la vinchuca, ya que se alimenta de la sangre de los animales domésticos y de corral, además de la sangre humana”.