Compartir

Desde el ministerio de Desarrollo Humano de la provincia se informó que en los días de esta semana continuarán desplegándose en distintas localidades del interior de la provincia, las tareas contra el mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, chikungunya y zika.

De este modo, se dio a conocer que este martes serán alcanzadas con las amplias labores de prevención: Ingeniero Juárez, Ibarreta, Ensanche Norte, Ismael Sánchez, Pirané, Palo Santo, Clorinda y Laguna Blanca. Además, el trabajo preventivo se extenderá también a poblaciones circundantes a las mencionadas localidades.

Según señalaron los referentes a cargo de los operativos, para el fumigado espacial, los brigadistas cuentan con móviles especiales que recorren las calles, pasajes y distintos espacios públicos de cada localidad. Allí  se procede al rociado en el ambiente con insecticidas específicos para eliminar al mosquito en su estado adulto.

A esto se suma el diálogo con las familias, desde el cual se insiste en la eliminación de los criaderos para evitar que el mosquito deposite sus huevos, se desarrolle y prolifere. Desde salud, se recuerda que es fundamental que como vecinos trabajemos entre todos para evitar la formación de criaderos, teniendo en cuenta que es un insecto que se cría en los domicilios y sus alrededores.

Técnicos y operadores detallaron que en cada pueblo se recorren los barrios y las casas, trabajando con medidas estratégicas, y conversando además con los vecinos para concientizar acerca de la importancia que tienen las medidas de  prevención  que cada haga efectiva en su  domicilio. “Les informamos y hacemos demostraciones para que sepan cómo tratar adecuadamente los recipientes de todo tipo que puedan ser posibles criaderos”, puntualizaron.

Recomendaciones

Se reiteró que alguna de ellas son: renovar el agua de floreros y bebederos de animales diariamente o como mínimo día por medio. Deshacer todos los objetos inservibles que estén al aire libre en los que se pueda juntar agua (latas, botellas, neumáticos). Colocar boca abajo los recipientes que no se estén usando (baldes, frascos, macetas).

Tapar los recipientes utilizados para el acopio de agua (tanques, barriles, cisternas, aljibes). Colocar arena en los objetos que no puedan ser eliminados y cuya permanencia puede constituir potenciales criaderos de mosquitos. Limpiar las canaletas y desagües pluviales de la casa. No sujetar botellas en los árboles y/o canteros, sino que deben ser colocadas en bolsas de residuos para su desecho.

Por otra parte, ante la presencia de mosquitos se aconseja: aplicar repelente en aerosol, crema o líquido en las partes del cuerpo, especialmente en las zonas descubiertas y también por sobre la ropa. Colocar mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de las viviendas.

El interior de las viviendas debe  protegerse por medio de espirales, pastillas, tabletas, líquidos y otros repelentes de uso doméstico. Y se debe reforzar la limpieza en las galerías, habitaciones, depósitos y otros espacios que el mosquito elige para vivir, teniendo en cuenta que de preferencia son los ambientes frescos, sombríos y húmedos.