Compartir

Conforme a un relevamiento llevado a cabo por la Defensoría del Pueblo en nuestro mercado local, en las últimas semanas los productos que más aumentaron son: la cebolla que se vende a $40 el kg., el morrón a $130 el kg., y el queso rallado que según la marca los consumidores pueden obtener los 200grs. a $175 u optar por paquetes más pequeños de 40grs. a $52, de 120grs. $85 y así sucesivamente.

El otro producto que se encuentra con nuevos valores es el atún y la caballa, donde un enlatado de atún de 170grs. se ubica en los $160 o en su caso una caballa al natural de 380grs. se puede conseguir por $92 o $89,90. Consultado los consumidores sobre el precio de adquisición de los lácteos, la mayoría expresó que ha disminuido el consumo de los mismos y que en el caso de la leche se inclina por las ofertas y obviamente por las segundas marcas o marcas propias de algunos supermercados.

Desde el organismo de la Constitución se detalló que, en este año hubo subas del 99,1% para el queso cremoso; 87% para la manteca; 85,5% para la leche fresca; del 84,4% para el yogur firme; del 81,2% para el dulce de leche; y del 73,8% para la leche en polvo. Así en consecuencia las ventas de leche fluida cayeron 13%, no solo por la fuerte pérdida de poder adquisitivo que mantuvieron los salarios en este último tiempo, sino también por el notorio aumento de precios de los lácteos.

Desde el Observatorio de la cadena Láctea Argentina (OCLA), afirman que, “para el 2019 el consumo per cápita se ubicará en los 183 litros de leche por habitante anual, esto sería, el menor consumo per cápita desde la crisis económica política y social de los años 2001-2002”.

Por otro lado, teniendo en cuenta ahora  los datos de la Secretaría de Agroindustria de Nación, se advierte una reducción promedio del 16% en el consumo interno de los diferentes productos lácteos, se subraya la caída interanual de cada producto en particular:-44,6% en leches sabor izadas, -29,9% en postres lácteos y flanes, -18,3% en manteca, -15,5% en yogures y otras leches fermentadas, -12,1% en leche fluida, -8,1% en leche en polvo, -6,9% en quesos, -4,8% en dulce de leche y -4% en crema. La relación interanual entre los primeros 5 meses de 2018 y 2019 refleja una baja en la producción de leche del 6,3%, lo que representa 254 millones de litros menos y supone una caída del 15% comparado con 2015. Desde el cambio de gobierno, la producción de leche promedió los 847,2 millones de litros mensuales, esto es, 15,7% menos que los producidos durante el 2015 (1.005 millones).

En las distintas verdulerías, nadie supo responder cuales son las causas o motivos por los cuales productos como la cebolla y otros vienen teniendo aumentos que han llegado a precios por los cuales los consumidores directamente han dejado de comprar los mismos.