Compartir

En la jornada de ayer alrededor de las 16:00 horas la localidad de Ibarreta volvió a sufrir las inclemencias del tiempo, un “mini tornado” azoto al pueblo ocasionando destrozos en los hogares de los lugareños, en algunos casos ocasiono voladuras de techos, si bien no hay víctimas que lamentar, los daños materiales son incalculables por el momento. Las familias que sufrieron el destecho de sus hogares fueron reubicadas, en las casas de vecinos lindantes, ya que no quieren abandonar su hogar.

El intendente de la localidad Adán Jarzynski explico cuales son las medidas de asistencia a tomar: Se han activado todos los mecanismos para asistir a estas familias, en el día de hoy llegaran representantes del IPV para hacer el relevamiento de daños y a partir de allí  comenzar con la reconstrucción de estas viviendas afectadas”.

Con respecto a las necesidades que sufren estas familias el funcionario agrego: “han perdido los colchones, sus ropas, el daño fue total, es por eso que  la intendencia en conjunto con el gobierno provincial y la solidaridad de los formoseños están aunando fuerzas y voluntades para ayudar a estos comprovincianos que han sufrido esta terrible perdida como lo es el destrozo del hogar propio”.