Compartir

Continúa ininterrumpidamente la Campaña contra el vector del Dengue, Zika y Chikungunya en la provincia, con prevención domiciliaria y espacial en varias localidades del interior provincial, según informó el Ministerio de Desarrollo Humano formoseño.

Para ello, hoy se llevarán a cabo descacharrizados, rociados públicos y domiciliarios, reparto de materiales educativos con medidas preventivas, como asimismo entrega de repelentes y larvicidas.

La cartera sanitaria local recuerda a los vecinos que la mejor manera de prevenir estas enfermedades es trabajar mancomunadamente desde la prevención. El mosquito que actua como vector tanto del Dengue, Zika como de la fiebre Chikungunya, se reproduce en domicilios y alrededores, de allí la importancia de poner en práctica en los hogares las medidas preventivas difundidas a diario.

Todos los recipientes y objetos deben ser desechados, desde los más pequeños como una tapita de gaseosa, hasta los más grandes como un tanque o depósito de agua. Por un lado aquellos que no son de utilidad como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, entre otros. Además debe evitarse que se acumule agua en aquellos objetos que se utilizan diariamente como los baldes, palanganas, cisternas, depósitos de agua, aljibes y otros, los cuales deben ser tapados herméticamente, colocados boca abajo o bajo techo.

También es necesario mantener desmalezados y limpios los patios, jardines y terrenos baldíos. Al tiempo que diariamente deben limpiarse los floreros, portamacetas y bebederos de animales domésticos y mascotas cepillando sus paredes y cambiándose el agua. Igualmente es importante limpiar habitualmente con las canaletas y rejillas, arrojando en ellas agua caliente y clorar o mantener vacías las piletas de natación.

Otra medida preventiva que debe cumplimentarse es el cuidado personal. Para ello se debe proteger la piel de la picadura de mosquitos, colocándose cada dos o tres horas repelentes y usando preferentemente ropas de mangas largas y pantalones largos, cuando se va a permanecer en ambientes al aire libre. Sobre todo en las horas del amanecer y atardecer, momentos de mayor actividad del Aedes aegypti.

A esto debe agregarse, de ser posible, la colocación de telas mosqueras en puertas y ventanas para evitar el ingreso de los insectos al interior de la vivienda, como también el uso de mosquiteros, especialmente durante las horas en que se duerme. Asimismo, es necesario colocar insecticidas adecuados para el uso doméstico que ahuyenten a los mosquitos, los cuales pueden ser en aerosol, spray, tabletas, espirales, vaporizadores, entre otros.