Funcionarios nacionales visitaron la obra del Centro Ambiental

Compartir

Se trata del proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y ejecutado por el gobierno de la Nación, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, gestionado por el gobierno provincial.

Este Centro Ambiental, de propiedad municipal, ubicado donde actualmente funciona el vertedero de RSU local, permitirá el reciclado y un mejor tratamiento de residuos sólidos, contribuyendo a la protección del ambiente y a una mejor calidad de vida para la comunidad.

Se estima que la planta, que ocupa un predio de 8 hectáreas con un horizonte a 20 años, estará operativa antes de fin de año y mejorará las condiciones laborales de los recuperadores, y la disposición de los residuos sólidos en un relleno sanitario diseñado, construido y operado adecuadamente.

Además, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, solicitó ante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible un proyecto de características similares en la ciudad de Clorinda, que le permitiría a la provincia dar un salto cualitativo en la recuperación y disposición final de residuos.

Refiriéndose al tema, la directora de Proyectos Ambientales del Ministerio de Ambiente de Nación, Leila Daniela Gianni, subrayó que esta obra mejorará la calidad de vida de los y las trabajadores, adquiriendo derechos laborales y sociales, para trabajar en condiciones dignas.

Asimismo, la mujer cumple un rol fundamental en este trabajo, reivindicando su lugar en la obra pública, ocupando lugares importantes, aseveró en contacto con AGENFOR.

Anticipó que “ya se asumió el compromiso de incluir, en una segunda etapa, un Centro de Primera Infancia para que las mujeres puedan dejar a sus hijos en un lugar seguro”.

Para eso se hará un relevamiento y este centro alojará a niños lactantes hasta tres años, con todas las salas y elementos que un jardín maternal necesita, señaló.

A su vez, la ingeniera Carola Golabek, jefa de obra del Centro Ambiental Formosa dialogó con esta Agencia sobre el funcionamiento de la planta, explicando que hasta ahí llegarán los residuos urbanos de la ciudad de Formosa.

Después, pasarán por la planta especial de separación para reciclaje para luego acopiarlos y venderlos. Lo que no sirve se tira a un módulo de rellenos sanitarios, es decir una cava de 300 metros de largo por 100 y siete metros de profundidad, preparada especialmente con membrana para que no filtre a la tierra”, precisó.

Al finalizar, Carlos Gustavo Silva, asesor del viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible Sergio Federovisky, destacó que la importancia del proyecto GIRSU “pasa por transformar la política de residuos de la provincia de Formosa”.

Y resaltó que “es mucho más que una obra de ingeniería, es pensar la política GIRSU desde una óptica que tiene en cuenta las políticas sociales, la inclusión social, el género, la discapacidad y entender que el trabajador que opera los residuos tiene que hacerlo en condiciones fabriles”:

“En esta nueva planta, el trabajador estará bajo techo y cuidados a lo largo de todo el proceso, dándole la jerarquía de trabajo”, aseguró.

Asimismo, dijo que esta política tiene como eje el cuidado del medio ambiente en todos sus aspectos, trabajándose sobre los residuos separados en origen y logrando un índice de recupero que en seis años llegará al 35%.

Marcó que la construcción de la obra incluye todas las maquinarias para operarlas en el Centro Ambiental, añadiendo que por seguridad los centros de acopios no están dentro de las plantas, sino en galpones separados.