Compartir

El primer piloto formoseño en pisar pistas del Superbike, el Campeonato Argentino de Velocidad, José Tati Galli, hace un repaso de las dos primeras fechas que lo tuvieron 7° en el Galvez y Galvez y 5° en Termas de Río Hondo en la categoría Stockbike 1000 cc.; a la vez que cuenta como se viene preparando para la siguiente, el 28 y 29 de abril, en el autódromo Mar y Valle de la ciudad de Trelew en Chubut.

Las dos primeras fechas para Tati fueron mejor de lo pensado, ser su primera vez en una competencia nueva y en donde debe enfrentar a pilotos de mayor experiencia y conocimientos sobre todo de los circuitos empleados no hizo suponer al Galli y el Team TRH que las cosas se iban a dar de lo mejor en cuanto a resultados deportivos, “No pensamos que íbamos a tener los resultados que tuvimos porque soy nuevo en la categoría, las pistas son nuevas para mi, corro con gente que viene corriendo hace años y la verdad que nos adaptamos rápido y vinieron los resultados; de 33 pilotos estar entre los 10 primeros es una satisfacción muy grande asique todo el equipo nos pusimos las pilas para trabajar y ver si próximamente podemos llegar a un podio”.

Claro que el trabajo constante, sobre todo en la parte física y poder contar con una buena preparación mecánica en la moto por parte de TRH hizo que se pueda lograr los objetivos iniciales, “Trabajamos mucho, en lo personal físicamente, entrenamos mucho, a veces mañana y tarde, y me decían que no todos entrenan tanto y eso ayuda y también tuvimos suerte en la largada en las dos fechas iniciales. En Buenos Aires largamos 18 y en la primera curva llegamos 10° y en Termas paso lo mismo, largamos en el puesto 14 y en la primera curva estábamos 9°. Asique eso también ayudó mucho, además en la moto se trabajó mucho, es una moto que viene casi de carrera pero se le acomodó mucho en trasmisiones, cubiertas, suspensión y así la pueda llevar cómodamente”.

El constante entrenamiento y el no poder contar con un autódromo hace que Galli deba buscar otras opciones como subirse a una motocross en el circuito de Misión Laishí y próximamente poder usar también el kartódromo que dicho sea de paso tantas alegría le dio arriba de una kart, “Al no haber autódromo acá, entrenamos un poco en motocross, porque me da brazos y piernas, todo el cuerpo trabajo y ayuda al estado físico y próximamente queremos ir al kartódormo para entrenar con una moto chica que me de radio de giro, acostar la moto, mucha curvas, frenadas y eso me va a favorecer por más que sea una moto más chica con la que corro”, dijo Galli.

Si bien en su juventud supo estar arriba de una moto, sobre todo en óvalo, Tati tuvo sus mayores experiencia arriba de un karting donde fue multicampeón Provincial y Regional lo cual ayuda a la hora de la experiencia en pista más allá de que sean dos ruedas sobre las que compite en la actualidad, “La moto exige más que el karting, en ambos debes estar entrenados, eso te ayuda mucho de la cabeza porque tenes aire y te da tiempo a pensar y tomar decisiones rápidas porque no hay tiempo para nada y con estado físico lo resolves mejor en ese momento. De chico también corrí en moto, no en pista si en ovalo y eso me ayudo. Pero del karting me ayudó mucho la experiencia porque en la largada estoy más tranquilo y no tan tensionado, y eso hace a la experiencia y ayuda”.